Observo con estupor un post de un blog, agrupado en la llamada blogosfera progresista (del PSOE) en el que, sin rubor alguno, se hace una especie de casting para concejal o alcalde. ¿No te lo crees?, así reza el anuncio …

¿Quieres ser candidato o candidata de CEx?
Acompáñanos
Si deseas ser candidato/a en cualquier localidad de Extremadura, no te lo pienses más, ponte en contacto con nosotros. Y si estás de acuerdo con el contenido de esta Nota Informativa, no lo dudes: ¡¡¡difúndela a todos tus contactos!!!

Esta es la oferta completa …

Esta fenomenal oferta, seguramente ansiada por muchos, la hace Convergencia x Extremadura, partido formado por ex-socialistas extremeños que no ha tenido reparos en “aceptar” a personas de otras formaciones para incorporarse a su proyecto, algo muy parecido al esperpento llamado CDS. Vamos, una especie de cajón de sastre de aquellos que no encuentran poltrona y la buscan creando su propio chiringuito (de ideas ni hablamos). Lo único que se me antoja relativamente cierto de la oferta es lo de “participativa”, claro, un poco “sui generis”.

Pero no quiero hablar de CxE sino de esta curiosa oferta, más parecida a las estructuras piramidales que leemos habitualmente en nuestro email e incluso en Facebook, y me preocupa la alegría con que se realiza la misma, máxime cuando los requisitos son tan exiguos y genéricos que lo que atraerá no serán personas con inquietudes políticas, habitualmente dignas, sino que ahonda en lo más profundo y lamentable de la política, en este caso municipal, el ansia de sillón, de sueldo a costa del contribuyente y, quizás más adelante, prebendas y favores. Si, lo lamento, es lo que hay, y el anuncio no ayuda a pensar en lo contrario.

En estos días en que estamos a 100 días de las próximas elecciones municipales y autonómicas, una oferta como esta, donde no se especifica sueldo pero “todos sabemos que es golosa”, donde los requisitos son tan subjetivos, no hace más que incidir en la penosa imagen que de los políticos tenemos los ciudadanos, y no ayuda nada a la – también en la oferta cacareada – regeneración democrática que necesita este país, empezando por la imagen de los políticos.

Esta oferta, además, es justo lo contrario de la figura del “city manager“, puesto de trabajo existente en muchos países, donde se entiende la gestión municipal como eso, gestión de recursos ajenos, puramente. Con mensajes como el que se transmite en el anuncio se perpetúa lo peor de la imagen de la política, y es un augurio de que los futuribles candidatos de esa formación se habrán acercado a la política por lo de siempre, para pillar poltrona.

Se decía que la mujer del César no solo debe ser limpia sino también parecerlo, y lo mismo es necesario para los políticos. Debemos exigir transparencia y buena gestión, pero también que mensajes como este no solo no tengan calado sino que queden desterrados de los usos y costumbres políticos de nuestro país.

Artículo escrito por Fernando Tellado

Enredado en UPyD, creador de Semanticae y culpable de Ayuda WordPress, político, docente y bloguero, entre otras cosas.

Share

Valora este artículo para mejorar la calidad del blog ...

PenosoMalilloNormalitoBuenoExcelente (sin valoración aún)
Loading ... Loading ...