Desde el gobierno municipal se debe fomentar la cultura del esfuerzo premiando a aquellos estudiantes que consiguen unos resultados magníficos o que avanzan mucho en un curso escolar. Los premios pueden ser becas para material escolar o cursos de formación en el extranjero, etc. Y sobre todo reconocimiento público a su trabajo.