Propongo la creación en terreno municipal de minihuertos vallados para que los vecinos puedan cultivar sus propias verduras y hortalizas. Se trataría de huertos de unos 50 m2, perfectamente alineados para aprovechar al máximo el terreno, dotados de una caseta para aperos y una toma de agua. Régimen de alquiler por sorteo. Prohibición de venta de los productos. Conservar escrupulosamente la stética original de las casetas y cerramientos.