Hoy le estuve dando vueltas a dos conceptos …

  • Privilegios políticos
  • Pedagogía democrática

Y es que creo que esta puede/debe ser la función primordial de UPyD en las instituciones, para ser un partido necesario más allá de cuestiones más o menos orgánicas.

Creo que hemos empezado bien en Collado Villalba, con la petición de rebaja de sueldos políticos, pero hay más cosas que podemos hacer. A botepronto he estado hablando con Antonio, mi compañero concejal en el Ayuntamiento, acerca de los “cartoncitos” de aparcamiento que nos han dado, y te comento …

Los “cartoncitos” son autorizaciones a todos los concejales para aparcar en zona de carga y descarga. Tengo que reconocer que no me di cuenta en primer lugar, pensé que eran para aparcar en un parking para empleados del Ayuntamiento pero no, es para lo que te digo, un privilegio de los concejales mediante el cual podemos aparcar en zona de carga y descarga. Parece una bobada ¿no?, pues no lo es.

Sinceramente, me parece un privilegio estúpido, que encima seguro que cabrea de narices a los transportistas, obligados por un privilegio político a descargar la mercancía desde más lejos si un día se encuentra un coche con el dichoso “cartoncito“.

Por ello, Antonio y servidor vamos a devolverlos, renunciar a ese privilegio que no tienen el resto de ciudadanos, dejando patente que es una prebenda institucional que no tiene razón de ser, como la inmensa mayoría de ellas.

Esto será otro pequeño paso más para no institucionalizarnos (Nota: soy muy fan de la película Cadena perpetua) como voy viendo que están el resto de políticos, que yo creo que ni siquiera se dan cuenta de que, a lo tonto, aceptan prebendas de casta alegremente, sin pensar en que esas pequeñas cosas les alejan de los ciudadanos … y UPyD existe para hacer esa pedagogía.

En lo que a nosotros, los cargos electos de Unión Progreso y Democracia, respecta creo que tenemos una labor importante en ese sentido, mirando con lupa esas prebendas tontas que, sin darnos cuenta, podemos ir aceptando como lo normal, sin caer en que poco a poco iríamos cayendo en los males de sentirse por encima del resto de vecinos. Vamos, que me gustaría que dentro de 4 años sigamos con la misma sencillez, respeto y humildad que tenemos ahora mismo, y no terminar pensando que somos distintos al resto de mortales, actitudes que ya he empezado a ver en políticos que llevan muchos años en esta labor que, quitando la paja, debería de ser absolutamente digna y reconocida como valiosa por los ciudadanos.

Y de este tipo de privilegios hay muchos más, ahora mismo se me ocurren algunos, que poco a poco podemos ir descubriendo y retirando de la vida institucional, como …

  • Entradas gratis para eventos deportivos/taurinos
  • Vehículos oficiales
  • Zonas vip en todo tipo de encuentros públicos
  • El tonto hecho de no tener que pasar por el arco de seguridad del Ayuntamiento como el resto de vecinos

Seguramente vaya descubriendo más, pero si tu conoces algunos de estos privilegios que, poco a poco, han ido alejando a los políticos del resto de ciudadanos, te agradecería que los contaras en los comentarios. Creo que entre todos podemos ir poco a poco poniendo en claro que por el hecho de haber sido votado para ejercer un servicio público de mejora de la sociedad no implica que se disponga de privilegios por encima del resto de ciudadanos.

La viñeta que ilustra esta entrada se publicó en El Jueves

Artículo escrito por Fernando Tellado

Enredado en UPyD, creador de Semanticae y culpable de Ayuda WordPress, político, docente y bloguero, entre otras cosas.

Share

Valora este artículo para mejorar la calidad del blog ...

PenosoMalilloNormalitoBuenoExcelente (sin valoración aún)
Loading ... Loading ...