Desde el nacimiento de este pequeño partido, pequeño en tamaño pero grande en ideas y propuestas, hemos venido ya no sé si sufriendo o disfrutando el sanbenito de “… el partido de Rosa Díez“.

… Y digo que sufriendo porque en  muchos casos se hacía en sentido peyorativo (en el mejor, claro), como si este partido, UPyD, no tuviera más valores que estar representado mediáticamente por esa gran política que es Rosa Díez. Algunas veces incluso aduciendo que la sola existencia de Unión Progreso y Democracia solo era posible por la presencia de Rosa en sus filas, como si no hubiese detrás grandes profesionales, académicos y algunas de las mentes mejor preparadas de este país. Ni que decir tiene que personalmente me fastidia que se obvie la tremenda labor de nuestros otros parlamentarios, Gorka en Euskadi y Sosa Wagner en Europa.

… Y digo disfrutando porque es un orgullo que a uno le represente alguien con tamaña valentía, capacidad de expresión y de “decir las cosas bien claritas” como Rosa Díez, porque a pesar de ser nuestra única diputada – de momento – en el Congreso de los Diputados, su labor como portavoz ha sido de tal calidad y empaque que en muchas ocasiones ha sacado los colores a los líderes de los grandes partidos (en tamaño), proponiendo soluciones a los problemas del país que ni PP ni PSOE, no digamos IU, PNV y aledaños, se atrevían a proponer, y que por supuesto una vez y otra han tirado atrás, muchas veces por intereses alejados de las necesidades de los ciudadanos de este país llamado España.

Ahora bien, tras el importante avance de UPyD en las elecciones municipales y autonómicas, en las que los ciudadanos han querido que Unión Progreso y Democracia siga su trabajo con 152 concejales (1 alcaldesa incluida) en toda España y 8 diputados en la Asamblea de Madrid, esto empieza a quedar anacrónico.

Porque ahora, en nuestras ciudades y pueblos, UPyD va a dejar de ser el partido de Rosa Díez a ser “el partido de Alex Roa“, “el partido de Luis de Velasco“, “el partido de Mayte Olalla“, “el partido de David Ortega“, incluso “el partido de Fernando Tellado“. Y si, seguirá siendo “el partido de Rosa Díez“, y a mucha honra, que lo es, pero también los ciudadanos van a medir a este pequeño-gran partido por las actuaciones de sus concejales y diputados.

Y es ahí donde UPyD, de nuevo, va a marcar diferencias, demostrando que se puede ser oposición responsable, que cumplimos nuestros compromisos y nuestra palabra dada, que anteponemos las necesidades de los ciudadano a las prebendas de las castas, políticas o no, que somos profesionales al servicio de la política, y en consecuencia al servicio del vecino, y no profesionales de la política solo al servicio de si mismos.

Ahora, de cara a las próximas elecciones generales, sean en Noviembre de 2011 o cualquier mes de 2012, Unión Progreso y Democracia seguirá extendiendo su marea magenta llena de propuestas, coherencia y soluciones para los españoles de cualquier parte, demostrando que hay aún un voto útil de verdad, que no engaña y que asume sus compromisos.

Más que les pese a algunos, en UPyD hay mucha más gente que Rosa Díez, ninguno como ella, pero dignos de este proyecto, que no es nuestro sino de todos los que creen que existe una España mejor y que hay que intentar solucionar sus problemas en vez de consentir con viejas formas o simplemente abandonarla a su suerte.

En cualquier caso …

¡Gracias Rosa!


Artículo escrito por Fernando Tellado

Enredado en UPyD, creador de Semanticae y culpable de Ayuda WordPress, político, docente y bloguero, entre otras cosas.

Share

Valora este artículo para mejorar la calidad del blog ...

PenosoMalilloNormalitoBuenoExcelente (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...