Agradecimiento, decepción, preocupación, ilusión

Las últimas horas han sido realmente intensas y, a falta de un mejor análisis, o al menos más frío, mis primeras impresiones sobre los resultados electorales del 24 de mayo se resumen en: agradecimiento, decepción, preocupación e ilusión.