Los Blogs no son periódicos, de hecho muchas veces me habrás leído defender incluso el distinto lenguaje y recursos que se deben emplear. Ahora bien, esto no debe hacer que no aprovechemos el conocimiento de los “blogs del pasado“, los diarios escritos.

Y si los periódicos han sabido captar la atención de los lectores durante muchos años seguro que podemos aprender de los grandísimos profesionales que han matizado hasta límites insospechados cada pequeña porción de lo que supone publicar un escrito, atraer a la audiencia y fidelizarla.

Es por eso que en este artículo pretendo que aprendas algo de periodismo para escribir mejor en blogs. No una carrera académica ni un master, sino la simple aplicación de ciertas reglas que parecen repetirse y que, objeto de la observación, puede sustraerse de los diarios tradicionales.

En esta ocasión quiero compartir algo acerca de la organización a la hora de escribir un artículo. Y es que demasiadas veces lo hacemos de este modo:

Ponemos un título que defina el contenido, empezamos a escribir el contenido y no sabemos ni donde empezamos y, a veces, ni donde ni como terminaremos.

Estoy seguro de que siguiendo una sencilla estructura podemos ofrecer lo mejor de nosotros mismos a nuestros lectores.

Y es que el proceso correcto sería el siguiente …

1. El Contenido

Supongamos que el objeto de tu artículo (post, o como lo quieras llamar) es una guía – esta por ejemplo. Entonces el cuerpo de tu artículo, el conocimiento que contiene es el cuerpo de ese tutorial, los pasos para hacer lo que propones, tu propiedad intelectual.

Es esta parte la primera que debes escribir, donde debes concentrar toda tu habilidad como escritor y comunicador para transmitir ese conocimiento, noticia o pensamiento. Esta parte es la que da sentido a tu artículo, el motivo que merece la pena ser publicado.

Aquí es donde el especialista en el tema, el escritor, expone lo que le sale de las tripas, el objeto de su inspiración y conocimiento, y es este el valor principal del artículo, lo que ofrece algo distinto y original al lector.

Una de las características de la publicación en la red es el uso de elementos multimedia. Pues bien, a no ser que el objeto último de tu artículo sea precisamente mostrar un elemento multimedia, tanto si solo los vas a utilizar como ‘adorno’, como si son elementos que refuerzan el texto, es mejor que los incluyas después de tu escrito. Este es un asunto que personalmente procuro cuidar mucho, pero ya lo trataremos otro día, verás que influye y mucho a la hora de mantener alerta e interesado a tu lector.

2. La Introducción

Esta parte, conocida en el mundillo periodístico como ‘entradilla‘ normalmente, es una pequeña reseña, normalmente en la portada del diario, que pretende incitar al lector a acceder al contenido del artículo. En realidad no tiene porque ser parte del contenido mismo, sino que bien puede ser una especie de extensión o explicación del título del artículo – que veremos a continuación.

Curiosamente, en muchos diarios hay personas especializadas en este tipo de contenido, que están especialmente dotados para atraer la atención del lector ocasional y conseguir que “pase la página”, en nuestro caso “que haga clic” para ver el cuerpo del artículo. Son profesionales que ven la portada de un diario como un ente con personalidad propia, que debe ser capaz de conseguir la fidelización del lector y mostrar en pocas líneas todo el atractivo del contenido del interior del medio.

Mi consejo es que lo trates de igual manera que hacen estos profesionales de los medios profesionales, que lo escribas después del artículo, consciente de que será lo que deba animar al lector de tu blog a hacer clic y “Siga leyendo …”.

Para ello es un buen recurso anunciar de lo que va a tratar el artículo, buscar frases directas que animen al lector, incluso plantear misterios e inquietud al visitante.

3. El Título

Por fin, llegamos al título del artículo. Y no por ser la última parte de tu publicación debes darle menos importancia. No es el objeto de tu inspiración pero si dependerá de cuan eficaz sea para que tu artículo sea visto por mas personas.

Como en el caso anterior, cuando hablábamos de las ‘entradillas”, en los diarios tradicionales hay verdaderos especialistas, auténticos gurús de los titulares, gente que es capaz de atraer la atención del lector, y muchas veces sin caer en el amarillismo.

Seguro que habrás leído muchas técnicas SEO para títulos de posts que te dicen que utilices palabras clave relacionadas con el contenido del post, y no voy yo a contradecir esta máxima pues en un blog hay unos lectores especiales, una especie de publicistas que, si sabemos hablarles en su idioma, conseguirán que tengamos muchos mas lectores. Si, estoy hablando de los bots de los buscadores, ese software que revisa los blogs para encontrar contenidos originales que sean dignos de aparecer en sus páginas o portales.

Pero a pesar de ello no debes escribir para los bots de Google o Yahoo, ya que tus lectores son humanos, personas que se acercan a tu blog para aprender, compartir, conocerte o simplemente evadirse con la lectura de tus escritos. Y también ellos merecen que les animes, que les incites, que sepan que han visitado el blog adecuado, donde les vas a entretener, enseñar, informar.

Para ello hay varias técnicas periodísticas que podemos utilizar, siempre sin perder de vista el hecho de que nuestro medio es un blog y trataremos, como buenos aprendices de SEO que somos, de colocar también palabras clave que “muestren” el contenido.

Una de estas técnicas es “elegir” una frase del contenido del artículo – y aquí tiene todo su sentido que el título sea el último paso – que transmita el sentido de lo que habla en el escrito, o que tenga gancho y, de paso, sirva para ilustrar sobre el contenido.

Otra táctica, muy interesante e incluso llamativa, es utilizar el título como si fuera parte del contenido, dejando abierta la puerta al lector, dejándole con la miel en los labios. En este caso, la entradilla será parte integrante del contenido, ofreciendo una estructura, cuanto menos, original. A veces hay que sorprender.

También puedes tratar de resumir en una sola frase (no mas de 10 palabras – algo a tener en cuenta) lo que se va a encontrar el lector. Esto, como seguramente habrás adivinado, incluso sufrido mas de una vez, no es algo fácil, y solo la experiencia y tu valía para ello conseguirá que crees buenos títulos. Una variación de esta técnica es que el título sea una pregunta al lector – y que el contenido sea la respuesta.

Mi consejo a este respecto es que te fijes en las tácticas que usan los buenos periódicos, con espíritu de aprendizaje, que te dejes guiar por gente que lleva haciendo esta labor profesionalmente desde hace muchos años. Además, ten en cuenta que un título es algo que en ocasiones se decide entre varias personas, en una mesa de redacción. Seguramente no vas a disponer de este recurso pero sé crítico contigo mismo, previsualiza tu artículo varias veces para ver si el título hace justicia al contenido, si como lector te animaría a leerlo y anuncia coherentemente lo que te vas a encontrar. Es lo que yo suelo hacer, si te sirve de algo.


Si te has dado cuenta, es curioso que donde mas texto he empleado para explicarme es en el apartado del título, precisamente donde mas tienes que concretar. Pero esto no es casualidad, un buen título atrae lectores y, aunque sea triste, han pasado desapercibidos enormes artículos, llenos de conocimiento, por un mal título o una introducción que no incite a hacer clic y descubrir todo lo que tienes que ofrecer como escritor de blogs.

Acaba tu artículo con un buen título, aprende de los periodistas para escribir bien en tu blog.

Valora este artículo para mejorar la calidad del blog ...

PobreRegularEstá bienMuy buenoExcelente (sin valoración aún)
Cargando…

¡SUSCRÍBETE A NAVEGANDO CON RED!

Si no quieres perderte ninguna publicación suscríbete a la lista de correo. Recibirás solo un email diario y solo si hay nuevo contenido.

Eventualmente recibirás contenido exclusivo y ofertas especiales.

Este blog instala en tu ordenador pequeños archivos de texto llamados "cookies" para mejorar la experiencia de navegación, y la ley (estúpida) me obliga a informarte. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar