Yo, al contrario que el señor Camps, que se considera el mejor candidato de las democracias occidentales, debo ser el peor, aunque solo sea por contraposición, por las diferencias existenciales y manifiestas con los modos y maneras de selección de candidatos en los “grandes” (en números) partidos políticos españoles, por el perfil “bienqueda” y mediático que se espera de un político.

Y es que si entendemos por candidato lo que el PP, PSOE, IU y resto de partidos de la “dedocracia” española consideran como tal parece que no cualifico. ¿Razones? …

  • No tengo pasado político, he dedicado mi vida a formar una familia, estudiar y trabajar con ilusión en las empresas en las que he estado.
  • No soy fiel por defecto a ningún partido, ni siquiera a UPyD, al que estoy afiliado y represento, soy fiel y leal a los principios que promulga mientras los defienda, soy fiel y leal a mi familia y amigos. No me va lo de ser fan o hooligan de nada, salvo de las personas que son importantes en mi vida.
  • Me presenté a las primarias de UPyD en Collado Villalba no por obtener un puesto en el consistorio sino por considerar que era la mejor opción de nuestra agrupación para obtener la mayor representación posible y así poder determinar hoy la política en nuestra ciudad y mañana en España.
  • No me he autoproclamado nada, si represento algún puesto en UPyD ha sido porque los afiliados que me han votado lo han querido así.
  • No respondo en medios a acusaciones personales ni contribuyo a la confrontación política. Tenemos un programa aprobado por los afiliados y ese es mi gran argumento.
  • No quiero perpetuarme en la política, me encanta mi vida y mi profesión. Cumpliré con el mandato ciudadano resultado de las urnas, si así lo deciden, pero luego seguiré con mi vida y empresa. En UPyD tenemos limitación de mandatos, lo que es una garantía, pero no la necesito, es una decisión personal.
  • Soy amigo de mis amigos, y me da igual que ideas políticas tengan.
  • Me encanta conversar y debatir con cualquier persona, sin tener en cuenta su ideología o ideas. Mientras hay respeto hay conversación.
  • Defiendo la neutralidad en la red y la libre circulación del conocimiento y la cultura.
  • Creo en que hay que devolver al estado las competencias básicas que garanticen la igualdad y solidaridad entre ciudadanos y comunidades.
  • Prefiero tener una vida a tener un gran sueldo.
  • No nací ni soy de izquierdas o de derechas, como la inmensa mayoría de las personas, soy una persona de libre pensamiento, con mis propias convicciones que, casualmente, ahora mismo coinciden en gran parte con el Manifiesto Fundacional y programa de Unión Progreso y Democracia.
  • Soy agnóstico pero respeto todas las creencias mientras compartan este respeto a la opinión ajena, incluso contraria. Al mismo tiempo considero que las filosofías y religiones son herramientas válidas como meras orientaciones de conductas de cara a la convivencia, por lo que no las considero malas en esencia, no así el uso interesado que se hace de ellas por parte de grupos y personas con tendencias totalitarias.
  • Creo firmemente que los grupos solo existen gracias a las personas, y que cuando un grupo intenta anular la personalidad de sus miembros está abocado a la desaparición. La búsqueda del pensamiento único y el fanatismo es la antesala de la esclavitud.
  • Soy un convencido de que siempre hay que dejar una puerta abierta, a uno mismo y a otros.
  • Me gusta abrazar y que me abracen.
  • Digo lo que pienso y siempre contesto a las preguntas, gusten o no las respuestas.
  • Me gusta el rock duro y un buen solo de guitarra.
  • Me gusta el buen cine, a ser posible en gran pantalla y sin distracciones.
  • Siempre me entrego al 200% y sin esperar ser correspondido más que por la satisfacción del trabajo bien hecho.
  • Prefiero “ser” a “tener”.
  • Me encanta escribir y compartir lo que sé, creo que el conocimiento es para compartirlo.
  • Prefiero sumar a restar.
  • Si tengo que elegir prefiero montaña a playa.
  • Me encanta viajar, es algo que nos enriquece como ciudadanos del mundo.
  • No tengo especial apego por cosas como el lugar de nacimiento, me siento de donde me acogen y me adapto a todo tipo de usos y costumbres.
  • No me gusta nada madrugar, lo he hecho durante años pero me gusta más la noche, es cuando más despierto estoy.
  • No me gustan los trajes y menos las corbatas.

Por todo esto y por mucho más seguramente sea el peor candidato político de las democracias occidentales y, a pesar de ello, pondré toda mi ilusión y esfuerzo en ser el mejor candidato a la alcaldía de Collado Villalba, y mañana a lo que me encomiende.

Valora este artículo para mejorar la calidad del blog ...

PobreRegularEstá bienMuy buenoExcelente (sin valoración aún)
Cargando…

¡SUSCRÍBETE A NAVEGANDO CON RED!

Si no quieres perderte ninguna publicación suscríbete a la lista de correo. Recibirás solo un email diario y solo si hay nuevo contenido.

Eventualmente recibirás contenido exclusivo y ofertas especiales.

Este blog instala en tu ordenador pequeños archivos de texto llamados "cookies" para mejorar la experiencia de navegación, y la ley (estúpida) me obliga a informarte. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar