Siempre que llegan elecciones tenemos la misma canción; de repente aparecen nuevos invitados a los ecosistemas sociales. Ya sea en Twitter, Facebook, Tuenti o  blogs, hay nuevos personajes en la conversación … política principalmente.

Y, no sé si aleccionados por los responsables de comunicación de su campaña o simplemente porque “mola“, sin saber muy bien cómo, empiezan a seguirte personas de perfil político, unas más conocidas, otras solo detectables por sus mensajes o sus “bios”. Pero en lo que todos suelen coincidir es en los errores que cometen al acercarse a esos entornos que no les son naturales, en los que en cierto modo se sienten forzados a participar, bien por casi obligación, bien por interés sincero en participar en la conversación.

Cada vez más parece ser  un estándar lo de abrirse una cuenta en Twitter de cara a unas elecciones y, tanto compañeros de mi partido como de otros, se lanzan a este medio de comunicación social como elefante en cacharrería, sin meditar antes lo más mínimo sobre el medio en el que se están metiendo ni sus modos de uso y netiqueta.

Pues bien, para todos ellos, amigos y adversarios, he creído conveniente ofrecer esta guía rápida, o consejos,  sobre el uso de Twitter para políticos, otro día haré la de Facebook y Blogs, que veo que también son necesarias. De momento esto es lo primordial en Twitter:

  1. No uses Twitter porque otros lo hacen, hazlo solo si tu estás convencido. Usar Twitter sin convicción es la antesala del desastre.
  2. Twitter es un medio de conversación y difusión de contenidos, no una red social al uso, el contacto y la conversación es directo y personal.
  3. Twitter tiene una limitación de 140 caracteres por mensaje, lo que es perfecto para los buenos periodistas y generadores de titulares. Si no sabes constreñir tus mensajes en ese pequeño espacio practica, aprende, o usa otro medio de comunicación. No pretendas subsanar esa “limitación” (en realidad es una virtud) mediante lenguaje SMS o varios “tweets” para transmitir un mensaje.
  4. Si abres una cuenta personal, con tu nombre, que no la lleven otros, debes actualizarla tu mismo,  lo contrario es engañar y te penalizarán de manera que no imaginas.
  5. Una cuenta de partido debe gestionarla personal habituado al uso de Twitter, que conozcan las particularidades de este medio, sean del partido o no.
  6. Elige una buena contraseña, una sustitución de personalidad en un perfil político puede ser demoledor si alguien consigue acceder a tu cuenta o la del partido.
  7. Usa emails del partido para dar de alta las cuentas oficiales. Un perfil de partido es como una cuenta corporativa a todos los efectos.
  8. Elige un nombre de usuario corto, recuerda la limitación de 140 caracteres, así facilitarás menciones y retweets sin forzar al otro a restringir su mensaje.
  9. Completa tu “Bio” de Twitter de manera clara. Si eres cargo político expónlo, si es una cuenta oficial que esté claramente reflejado.
  10. En tu cuenta personal usa una foto tuya para el perfil. Por supuesto, ni se te ocurra no usar una imagen personalizada.
  11. En las cuentas oficiales usa la imagen corporativa del partido sin improvisar ni inventar, de otro modo perjudicas la imagen de tu partido.
  12. Respeta los términos del servicio de Twitter, evita que te cierren la cuenta por un uso indebido.
  13. Tu perfil debe ser abierto, que no requiera de aprobación de seguidores. La transparencia es incompatible con la aceptación previa de interlocutores.
  14. No empieces a seguir compulsiva y masivamente a otros usuarios, te pueden cancelar la cuenta de usuario. Deja que la conversación haga su trabajo y tu lista de seguidores crezca de manera natural. Por supuesto, no uses herramientas para conseguir seguidores rápidamente, esto es mucho peor.
  15. Empieza tu cuenta siguiendo a gente afín y amigos, inicia conversación con ellos para habituarte al nuevo entorno antes de entrar en conversación con otros.
  16. Cuando te hayas habituado al entorno empieza – poco a poco – a seguir a perfiles relacionados con la política, sean afines o no, y entra en conversación real con ellos.
  17. Crea listas de usuarios para organizar mejor tu conversación y facilitar a otros que conozcan tus intereses y perfil de conversación.
  18. No repliques de manera automática tus mensajes de Twitter en otras redes, como Facebook, el entorno y modos de conversación son totalmente distintos. Si puedes,  en ocasiones, usar aplicaciones como Selective Twitter para compartir en ambos medios ciertos mensajes, pero que no sea la rutina.
  19. No uses Twitter como tribuna, sin aceptar la conversación. Si no sabes, o no aceptas, comunicar con tus seguidores Twitter no es tu medio.
  20. No tomes la costumbre de programar tweets, es una caja de bombas si por cualquier motivo algo cambia tu agenda.
  21. Usa un buen cliente de Twitter en tu móvil, tablet y ordenador (yo suelo recomendar Tweetdeck para escritorio y la aplicación oficial de Twitter para iPhone e iPad), te permitirán gestionar varias cuentas, gestionar listas, programar tweets, responder a varios, citas y muchas más posibilidades que la versión web no facilita de igual manera que los clientes avanzados.
  22. No hagas trolling o spam en los hashtag ajenos (eventos de otros partidos, conversaciones distribuidas, etc), una cosa es debatir usando un hashtag y otra aprovechar su existencia para meter ruido en la conversación.
  23. En tus conversaciones con otros partidos o sus representantes intercambia opiniones sin temor pero con conocimiento preciso, preguntando sobre el sentido de su voto a tal o cual propuesta, así como en cuestiones de interés general. Estarás aportando valor a tu audiencia y fomentando la transparencia.
  24. Agradece siempre los RTs y #FF.
  25. Los viernes participa en el FollowFriday, recomendando perfiles políticos, afines o no, que sean de interés para el debate.
  26. Participa en los debates políticos habituales en Twitter, como #inp, #politica#politicaredes.
  27. Usa los hashtags ya existentes para temáticas habituales, no pretendas reinventar la rueda, además perderás posible audiencia ya habituada a los hashtags conocidos.
  28. Cuando crees un hashtag procura que sea: corto, autoexplicativo, relevante, y que no genere confusión con otros ya existentes. Difunde y fomenta su uso para conversaciones distribuidas y/o eventos.
  29. Usa acortadores de URLs como Bit.ly para no desperdiciar caracteres de los 140 que dispones.
  30. En tu perfil comparte y transmite tu actividad política del día a día, es un tipo de transparencia muy valorada que acerca los políticos a los ciudadanos y descubrirás que hay más gente interesada en la vida política de la que jamás imaginaste.
  31. No tuitees actos o reuniones confidenciales, una cosa es ser transparente y otra contar al mundo la estrategia corporativa o incurrir en delitos de protección de la privacidad, por ejemplo. Si tienes dudas pregunta antes.
  32. No insultes , eres la imagen del partido aunque a veces – en medio de la conversación – se te olvide.
  33. Respira hondo, no te calientes y respondas de manera emocional y abrupta a cualquier posible ataque o cuestión delicada.
  34. Desatiende a los trolls, no entres al trapo, solo en caso excepcionales bloquea a un usuario si este entra en el insulto personal reiterado, pues en un político el bloqueo de un usuario se verá como censura.
  35. Procura no mezclar actividad política y personal. Si ya eras usuario de Twitter antes de iniciar tu actividad y comunicación política se entenderá mejor tu “cambio de conversación” como una extensión de tu vida conectada, pero si te iniciaste en Twitter como político generarás confusión – al principio sobre todo – y te meterás en problemas. Ante la duda crea un perfil político distinto del meramente personal, asumiendo que si ambos son públicos tus mensajes podrán ser usados como declaraciones políticas, si es que esto es asumible.
  36. Procura medir las opiniones políticas “personales”, tus seguidores (y “lurkers“) no sabrán distinguir entre opiniones personales y posturas oficiales.
  37. Si desconoces la postura oficial del partido en un tema concreto no contestes cualquier cosa, infórmate y responde cuando tengas una respuesta válida. Recuerda que es un medio público y tus opiniones pueden ser confundidas con posturas oficiales.
  38. Si no hay una respuesta clara o posición oficial de tu partido no la suplas con tu opinión personal, reconócelo. Los partidos – y las personas – no tienen todas las respuestas (a veces no tienen ninguna).
  39. Un “retweet” poco meditado te puede meter en problemas y confundir sobre la postura de tu partido. Lee antes lo que estás compartiendo,  pues un RT se considera una asunción total por parte del que lo realiza de la opinión o mensaje original que se redistribuye.
  40. No hagas retweet porque otros lo hagan y sean afines a ti, si el primero metió la pata los demás vais en cascada al pozo.
  41. No abandones tu cuenta personal nada más terminar la campaña electoral. Has iniciado una conversación, tienes una audiencia que espera que traslades esa transparencia y comunicación a tu devenir diario como político. En caso contrario se sentirán utilizados y engañados y tus días en Twitter habrán terminado de la peor manera posible.
  42. No abandones una cuenta oficial del partido sin avisar. Si es una cuenta temporal, de campaña, informa de ello previamente, no pasa nada, las empresas también lo hacen, los usuarios de Twitter están acostumbrados a este tipo de uso. Recuerda que lo importante es no engañar.

Y, sobre todo, sé sincero, no mientas, como dice el refrán “se pilla antes a un mentiroso que a un cojo“, y encima en la red queda traza de todo lo dicho y te lo van a rebozar en los morros … más temprano que tarde. Recuerda que ¡eres lo que tuiteas!

Por supuesto, estos son consejos personales, basados en mi experiencia, tanto en Twitter como – recientemente – en comunicación política. Seguro que a ti se te antojan otros o tienes una opinión distinta, no te cortes y compártelo, a fin de cuentas ¿no se trata de eso?.


Tweet glosario

  • Tweet: mensaje
  • Retweet (RT): redifusión de un mensaje de otro usuario (su uso es "RT mensaje", sin las comillas)
  • Trending Topic (#TT): Temas más populares del día, en ocasiones por localización
  • FollowFriday (#FF): Los viernes es costumbre recomendar otros perfiles de usuario y se añade al final el hashtag #FF
  • Mensaje directo (DM): mensaje privado a otro usuario (su uso es "D @nombreusuario mensaje", sin las comillas)
  • Mención: Respuesta a un tweet de otro usuario (su uso es "@nombreusuario mensaje", sin las comillas)
  • Hashtag: Etiqueta que agrupa conversaciones sobre un mismo tema (mejor añadirlos al final del mensaje)

Valora este artículo para mejorar la calidad del blog ...

PobreRegularEstá bienMuy buenoExcelente (3 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

¡SUSCRÍBETE A NAVEGANDO CON RED!

Si no quieres perderte ninguna publicación suscríbete a la lista de correo. Recibirás solo un email diario y solo si hay nuevo contenido.

Eventualmente recibirás contenido exclusivo y ofertas especiales.

Este blog instala en tu ordenador pequeños archivos de texto llamados "cookies" para mejorar la experiencia de navegación, y la ley (estúpida) me obliga a informarte. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar