SGÅ€ demanda al Blog Merodeando por informar

Anteayer comentó Julio Alonso que la SGÅ€ le ha demandado por un post de Abril de 2004 donde SOLAMENTE se hacía eco de la campaña de Google Bombing aquella tan famosa de SGÅ€=lådr0n€s (vamos, algo como lo que estoy haciendo yo ahora pero tratando de evitar los bots, que no tengo pasta para regalar a nadie).

Lo que ha parecido, si cabe, mas flagrante de este asunto es el hecho de que, una vez que Julio, de la mano del abogado Carlos Sanchez-Almeida, se puso en contacto con ellos, ante su primer aviso, para proponerles algun tipo de flexibilidad o edición del post que no incidiera en el “supuesto” insulto su respuesta fué requerir … ¡Ojo al dato! … “que cambiaran totalmente el post y presentar a la SGÅ€ como víctima de una conspiración”

Julio se negó a dar tal respuesta en SU blog, lo que respeto enormemente y desde aquí le expreso mi mas profunda admiración por su integridad.

Pues lo que se encuentra como respuesta es una demanda admitida a trámite que le requiere una indemnización de 9.000 euros (estos se deben pensar que los blogueros cobramos cánones como … ahora no me acuerdo quien cobraba este tipo de cosas … o algo similar. Y no solo eso, sino que le tocaría pagar las costas del juicio, retirar el post INFORMATIVO y encima publicar una rectificación.

Y, yo no estoy a favor del Google Bombing, ni creo que la Blogosfera deba estar por encima del bien y del mal ni, por supuesto, al margen de la ley y el respeto a las normas. Abogo por la netiqueta y por la legalidad. Procuro evitar la UTOPIA DIGITAL.

Soy consciente de que las “supuestas” irregularidades de las instituciones hay que atacarlas por medio de la denuncia legal, por medio de la asociación, de la protesta ciudadana y el periodismo honesto, como el de Julio Alonso.

Ahora bien, me parece desproporcionada esta reacción, esta prepotencia ante una INFORMACIÓN, un ECO, un reflejo de algo que se comentaba en 2004. Algo de lo que se hicieron eco otros medios, con mas recursos (y abogados), pero no recibieron denuncia. Cosa de la que no se libraron otros como la Asociación de Internautas, bares de pueblo, grupos de teatro de niños de minusválidos, grupos folclóricos o músicos callejeros. Todos ellos deben ser “enemigos peligrosísimos” para ciertas instituciones por lo que se ve. Al final terminarán por conseguir que nos saquemos un carnet para poder navegar.

Hasta Google tuvo que retirar la búsqueda por “imperativo legal”. Cosa que se pasa de castaño oscuro y es lo mas aproximado a las técnicas del Ministerio de la Verdad en nuestros días. Puedo entender la petición legal de rectificaciones, incluso de multas o penas si se vulneran derechos, pero no la eliminación de la información, ya sea positiva o negativa. Si acaso primar las rectificaciones sobre el bombing en un buscador, pero no la desaparición de la información de lo que ha pasado. Se podría llegar a la delirante situación de que pudiésemos ver las consecuencias de algo sin saber “por qué pasó ese algo”.

No le van a faltar a Julio adhesiones. Incluso desde Halón Disparado han publicado una imagen de apoyo …

denunciame a mi tambien

Lo que tengo claro es que prefiero …

… defender la libertad de Julio de informar que la de la SGÅ€ de defender sus intereses “puramente” comerciales

… que haya que rectificar un error a tener que pagar por ellos a quienes hacen el énfasis en cobrar

… ofrecer una opinión y ser criticado a no tenerla

… que se me critique y aprender de ello a mantenerme en una Torre de Marfil amparado en mi autosuficiencia y poder recaudador

… la persona a la institución

… a Julio antes que a la SGÅ€.

Fernando T.
(Vía: Merodeando)

Valora este artículo para mejorar la calidad del blog ...

PobreRegularEstá bienMuy buenoExcelente (sin valoración aún)
Cargando…

¡SUSCRÍBETE A NAVEGANDO CON RED!

Si no quieres perderte ninguna publicación suscríbete a la lista de correo. Recibirás solo un email diario y solo si hay nuevo contenido.

Eventualmente recibirás contenido exclusivo y ofertas especiales.