Los tiempos que corren me han hecho reflexionar acerca de cual es el futuro de los Sistemas Operativos en un mundo en el que al usuario de la calle lo que le interesa son mas los contenidos que el continente.

frontrow.jpg

La informática hace tiempo que pasó de ser algo solo para frikis y tipos encerrados en su habitación destripando el código de su máquina para convertirse en un objeto de consumo masivo.

A dia de hoy no creo que haya mucha gente que se compre un ordenador para “aprender” de sistemas operativos o analizar puertos. La mayoría lo hace para navegar por Internet, estar comunicados con sus allegados mediante el correo electrónico, elaborar videos caseros, escuchar música, charlar con los amigos a través de los clientes de mensajería o clasificar las fotos de las últimas vacaciones. Esta evolución del ordenador personal de herramienta de trabajo a elemento multimedia ha venido influenciada por las oportunidades de mercado que en esta via han vislumbrado tanto Apple como Microsoft.


Aunque parece un panorama halagueño, no todo es camino de rosas. Los ordenadores personales están aún alejados de lo que un usuario nuevo de informática consideraría como algo “amigable”. Si que es verdad que las interfaz de usuario han mejorado, que ya no le “hablamos” al ordenador mediante el teclado, sino mayoritariamente a través del ratón, haciendo clic en dibujitos que representan, mas o menos fielmente, lo que el usuario quiere hacer.

Pero aún están lejos de la interacción simple que ofrece un mando a distancia y un televisor. Si vamos a un mundo de contenidos, y no de continente, la orientación impulsada por MS con su MediaCenter o Apple con FrontRow se parece mas a lo que debiera ser que las interfaces actuales de sus respectivos sistemas operativos

Todo esto parecería llevarnos al denostado PC tonto, del que se habló hace tiempo y que no supo convencer a los posibles clientes, pero estamos aún en un momento en que la tecnología parece estar preparada para este mundo de contenidos, pero estos contenidos no están aún disponibles en modo que interaccionen con nuestros ordenadores o cualquier desarrollo en este sentido.

net pc

¿Que objeto tiene actualmente disponer de Mediacenters o AppleRow si no hay una banda ancha accesible mayoritariamente, de calidad y a buen precio? ¿que vamos a contemplar, si la mayoría de los contenidos solo están aún disponibles para los estadounidenses y de modo poco mas que representativo?. Falta aún un compromiso fuerte, no de las empresas de hardware o software, sino de los creadores/distribuidores de contenidos, de facilitar programas, audio, video, etc, por este nuevo canal.

Las compañías propietarias de los contenidos audiovisuales siguen apostando por los medios tradicionales (cine, tv, radio) para mostrar sus catálogos, y esto está, a mi modo de ver, directamente relacionado con el control y dominio que de esos medios tienen ya. Saben como publicarlos, tienen el conocimiento para hacerlo, dominan el lenguaje y, sobre todo, disponen de una amplia experiencia en la gestión de los documentos audiovisuales, como promocionarlos y como obtener rentabilidad.

Esto parece ser el mayor escollo.Empresas con Time Warner no se sienten seguras en un entorno que no controlan aún, en el que no hay estudios serios, o al menos no ofrecen resultados fiables, acerca del impacto de la publicidad en ese medio. Aún colea el fantasma de la “burbuja de las .com” en los mercados financieros como para lanzarse a una apuesta firme por este medio de comunicación. Solo las empresas directamente relacionadas con la informática están impulsando esta nueva dinámica multimedia, vease Apple, AOL, Microsoft o Google. El resto, los grandes tiburones del mercado audiovisual tradicional, hacen pequeñas incursiones, acuerdos puntuales con estos otros, pero no dejan de primar los canales tradicionales.

Porque, veamos, ¿que aliciente tiene para ATT lanzarse a una campaña de uso de sistemas de telefonía por internet como Skype?. Es una empresa que domina la telefonía tradicional, que tiene el conocimiento y los contratos. Con el miedo que se tiene a la falta de control sobre internet, ¿abandonaría una parte de su seguro negocio para lanzarse en las farragosas aguas de internet, con las multiples legislaciones interestatales chocando entre ellas, sin control alguno sobre protocolos que no pueden capitalizar y con miriadas de hackers esperando al otro lado de la red para buscar agujeros?.

hacker

Sinceramente, creo que habrá en empresas como esta gente con gran visión de futuro que estarán viendo el modo de “controlar” este tipo de protocolos, pero dudo mucho que se vayan a lanzar sin cuerda y sin red a un entorno que no dominan y sobre el que no pueden controlar, incluso politicamente, su difusión y en el que no pueden siquiera estimar los posibles beneficios.

En el mundo empresarial actual vemos como empresas como Xerox van dejando poco a poco su principal input de negocio (la impresión) para lanzarse a estudiar motores de búsqueda (como en el que está basado Windows Vista ¡si, es de Xerox, y también ha tenido mucho que ver con el famoso motor de Google!). Actualmente incluso están mas interesados en gestionar el workflow documental que en vender hardware, y lo mismo pasa en el resto de tradicionales fabricantes de hardware. Ahí tenemos como IBM ha cedido su división de hardware y actualmente este desarrollo está en manos de Lenovo.

Incluso HP-Compaq está estudiando actualmente cual es su negocio real. Se lanzaron al mercado de los ordenadores compatibles, pero solo tuvo que sugerir Carly Fiorina la posibilidad de abandonar la linea de impresoras y consumibles para que la fulminaran de inmediato. Era mucho atrevimiento pretender dejar un negocio que les da márgenes de beneficio en torno a un 40% para solo pelear en las farragosas aguas de la competencia en los ordenadores personales, en las que incluso en ocasiones se apuesta a vender con beneficio 0% con la vista puesta en los contratos de soporte.

Ciertamente, estamos actualmente sorprendidos por la guerra desatada entre los vigentes grandes de la informática.

  • Google está pisando fuerte con desarrollos como Print, Videos, Earth, el desarrollo de un navegador propio, la difusión de software gratuito o Talk.
  • Por otro lado, Microsoft está contestando a estas amenazas con su plataforma Live, alianzas con rivales como Yahoo, reestudiando su código para lanzar un futurible nuevo SO desde cero, apretando fuerte con su cliente de mensajería como base “educacional” para un futuro conectado de los que ahora son niños, y mientras tanto buscando como hacer frente a Apple con su nueva versión de sistemas basados en DOS que llaman Windows Vista.
  • Apple, a su vez ha dejado el lastre de IBM y hace tiempo que hizo la migración a procesadores Intel, rompiendo con esto viejos mitos maqueros, pero que no se sostenían en un mundo de búsqueda de la rentabilidad y de vorágine de nuevos productos casi cada mes. También está apostando fuerte por un entorno multimedia claramente orientado a nuevos usuarios con interfaces como FrontRow, pegándole donde le duele a Adobe con Apperture, ante una posible tesitura de los desarrolladores frente a los MacIntel, que bien podrían plantear que para que hacer programas para MacOSX si en un MacIntel se puede ejecutar codigo Windows. Podrían poner a Apple contra la espada y la pared y plantarle ante la tesitura de que no habría desarrollos para Leopard. Supongo que Apple se está preparando incluso para este horror ofreciendo una alternativa de código nativo y herramientas para profesionales que evitara su huida a sistemas puramente Windows en el caso de que esto sucediera.

Todo esto se pone muy emocionante, si, y está dando mucho que hablar en la Red. Pero para que la informática se convierta definitivamente en el centro de ocio de nuestros hogares no es suficiente con grandes programas, maravillosos sistemas operativos, música en mp3, podcasts o videocast. Hace falta que las empresas de contenidos y los medios tradicionales usen la red para algo mas que como escaparate corporativo, promoción de novedades y plataforma de venta.

micro

Hace falta que se apueste de verdad por una Internet nueva, en la que el streaming no sea una boa constrictor arrastrándose, en la que los protocolos se respeten, a la que pueda acceder toda la base existente de televidentes y ciudadanos en general. Y para eso tendría que haber una apuesta terrible de las administraciones, grandes emporios audiovisuales, operadores de cable, etc para dar el lanzamiento definitivo.

Entretanto, seguiremos disfrutando de nuestros Mac (yo al menos), oiremos música y podcasts en iTunes, viendo DVDs en nuestras pantallas de ordenador con limitaciones de copia y contenidos, y conectándonos a una red donde el máximo interés que sigue subsistiendo son las Comunidades de Práctica, extensión de la vieja Usenet, los Blogs como avanzadilla de las antiguas páginas personales y, si eso si, como el medio más inmediato de información debido a la agilidad que le procura la gran base de usuarios bienintencionados y voluntariosos que publican lo último de lo último en este medio que nos facilita una agilidad que no tienen otros.

Abramos un poco los ojos, y disfrutemos de lo que tenemos, esperando una red que, aún teniendo muchas posibilidades, todavía está en pañales con respecto a lo que podría ser. Y veamos en detalles, como que Apple no incluya sintonizadoras de TV en los Mac, hace tiempo desentrañado el misterio con la aparición del AppleTV, la auténtica realidad del vacío de intereses que hacen que aún tardaremos en tener nuestra FrontRow multimedia a través de los ordenadores.

Fernando T.
(Perdón por el ladrillo, pero cuando me animo, me animo)

Valora este artículo para mejorar la calidad del blog ...

PobreRegularEstá bienMuy buenoExcelente (sin valoración aún)
Cargando…

¡SUSCRÍBETE A NAVEGANDO CON RED!

Si no quieres perderte ninguna publicación suscríbete a la lista de correo. Recibirás solo un email diario y solo si hay nuevo contenido.

Eventualmente recibirás contenido exclusivo y ofertas especiales.