Juro y perjuro por Adsense

copypaste.gif

¡Me cago en la leche!

Lo siento, no puedo empezar de otro modo el post. El robo de material original es un mal de nuestros días blogueros que se acrecienta cada vez mas. La peste de los Money Lammers nos inunda recogiendo nuestras pequeñas creaciones para publicarlas en sus infames sitios generados con el único objetivo de ganar dinero con su ¿blog?.

Pues bien, os cuento una pequeña historia triste, lamentable, casi aburrida …

Una de mis labores habituales blogueras es revisar los enlaces entrantes de los blogs en los que escribo o gestiono. Me gusta, tengo que reconocerlo, pues no solo me permite observar si los artículos publicados han provocado el suficiente interés como para que otro bloguero escriba sobre ellos sino que tengo la buena costumbre de visitar esos enlaces y agradecer el detalle de haberse servido de mis elucubraciones para su propia inspiración.

Pero esta labor también produce algún que otro disgustillo. Y uno de los que mas me molestan son los que te llegan porque algún fenómeno se dedica a copiar íntegros tus posts, y los de otros, en su blog, a veces incluso usando las imágenes usadas en tu blog, con lo que encima te vampirizan los recursos del blog, siempre escasos.

¿Por que hacen esto?, ¿es que son mas listos que el resto?, ¿es que no tienen imaginación? o ¿quizás son pequeños homenajes blogueros a tu creación? (JA).

Estos flogs (falsos blogs) están creados única y exclusivamente para generar visitas de los robots de Google y, tras haber colocado estratégicamente publicidad de Google Adsense en todo hueco existente en el blog, se dedican a utilizar scripts que copian tus posts del RSS para publicarlos directamente sin casi intervención humana (si a estos tipos se les puede llamar humanos).

225.jpg

Lo hacen, conocedores como son de que los bots de Google se “alimentan” de los blogs con mucha frecuencia de publicación, y es por ello que no te extrañará ver hasta 20 posts o mas diarios publicados en estos flogs. Claro, como no les cuesta trabajo. Y lo mas triste es que algunos consiguen ciertos resultados pues tarde o temprano aparecen en los motores de búsqueda y reciben visitas “orgánicas” de Google o Yahoo, obteniendo impresiones de páginas y a veces hasta clics. No es que hagan un pastón pero como tampoco les cuesta trabajo si les da para unas cañas bienvenido sea (a costa de tu trabajo, claro).

Lo mas cojonudo del asunto es que si tratas de espetarles su actitud con un comentario en el mismo blog para que, al menos, alojen las imágenes en su blog, encima tienen los comentarios cerrados (los muy c@#¬) y no hay modo alguno de averiguar una dirección de email de contacto para pedirle “educadamente” que ¡deje de tocar los cojones y robar contenido!.

Bueno, pues esto solo es la introducción :lol:

Al grano …

Resulta que hay alguno que ya se pasa de castaño oscuro y se me ocurrió buscar su “whois” para encontrar una dirección de email a la que quejarme. La encontré, pero nada, como el que oye llover, al día siguiente otros 3 o 4 posts míos publicados en su mierda de sitio.

Y, como última opción antes de acercarme a su casa a calentarle la cara, me decido a hacer clic en un enlace de Google Adsense que sirve para denunciar este tipo de personajes que roban contenido para lucrarse (JA) con su sistema de ingresos.

Pues ¿que crees que recibo de Google Adsense? … una bonita misiva con el siguiente texto:

Para agilizar el procesamiento de su solicitud, utilice el formato siguiente, incluidos los números de sección:

1. Identifique con suficiente detalle el material protegido por copyright cuyos derechos de autor cree que se han infringido. Por ejemplo: “El material protegido por copyright cuyos derechos de autor se han infringido aparece en la página

2. Identifique el material que considera que infringe el material protegido por copyright mencionado en el punto 1 anterior. Debe identificar todas las páginas que presuntamente contengan el material infractor facilitando su URL.

3. Proporcione la información necesaria para que Google pueda ponerse en contacto con usted; es preferible utilizar una dirección de correo electrónico.

4. Incluya la siguiente declaración: “Creo de buena fe que el uso de los materiales protegidos por copyright descritos anteriormente en las páginas web presuntamente infractoras no cuenta con la autorización del propietario del copyright, de su agente o de la ley.”

5. Incluya la siguiente declaración: “Juro, bajo pena de perjurio, que la información de esta notificación es correcta y que soy el propietario del copyright o estoy autorizado a actuar en nombre del propietario de un derecho exclusivo que presuntamente se ha infringido.

6. Firme el documento.

7. Envíe el comunicado por escrito a la siguiente dirección:

Google, Inc.
Atn.: AdSense Support, DMCA complaints
1600 Amphitheatre Parkway
Mountain View CA 94043

O envíe un fax a:

(650) 618-8507, Atn.: AdSense Support, DMCA complaints

Atentamente,

El equipo AdSense de Google

(las negritas son mías)

Vamos a ver, ¿no soy yo el perjudicado?. Si solo les falta pedirme la fé de bautismo y que les envíe una oreja en prueba de vida y buena voluntad. ¡Señores de Google!, ustedes son una gran empresa, y yo una persona humilde que publica en la red porque no tiene dinero suficiente como para editar un libro o un diario, ¿como pretenden que aplique ese tipo de procedimiento?.

¿Te has dado cuenta, no?. Es como las oposiciones al estado, te lo ponen tan complicado que se evitan el 99% de las denuncias, como a ellos no les afecta pues tu arreas. Y es que si tuviera que hacer todo eso con cada capullo integral que me roba contenido no haría otra cosa, y las oficinas de Google estarían llenas de escritos de mi puño y letra “jurando y perjurando” que lo que yo escribo lo he escrito yo.

¿Tiene narices o no tiene narices la cosa?

Así que ¡señores robablogs! tienen ustedes la puerta abierta para seguir robando lo que no es suyo, para ser la última bazofia de la red, que Google se lo pone fácil. En vez de emplear alguno de sus recursos técnicos para identificar fechas de publicación, comparación de textos y códigos, requiere que el usuario afectado abra casi un protocolo jurídico por cada vez que un niñato de estos te copiapega.

¡Mal vamos!

copypaste2.jpg

(P.D.: voy a enviar el documento, mas que nada para probar a ver que pasa)

Valora este artículo para mejorar la calidad del blog ...

PobreRegularEstá bienMuy buenoExcelente (sin valoración aún)
Cargando…

¡SUSCRÍBETE A NAVEGANDO CON RED!

Si no quieres perderte ninguna publicación suscríbete a la lista de correo. Recibirás solo un email diario y solo si hay nuevo contenido.

Eventualmente recibirás contenido exclusivo y ofertas especiales.