Fantástica lección de sensatez y coherencia la que desde la serie norteamericana «El ala oeste de la Casa Blanca» se da al respecto de la visión sesgada que ciertas personas mal informadas y tradicionalistas, alienadas por versiones sesgadas de la lectura de la Biblia, tienen acerca de la homosexualidad.

Esta serie, en su conjunto, es un gran manual de gestión de recursos humanos, organización, un buen ejemplo de como la ficción puede ser de gran utilidad, cuando un producto televisivo es de calidad, como es el caso.

Vía