No sabía yo cuando expuse mis dudas acerca de la idoeneidad de llamar “amigos” a los contactos en las redes sociales del experimento que estaba haciendo Maria Rosa Díez en Facebook. No se le ocurrió otra cosa que crear un usuario de Facebook para comprobar hasta que punto la gente es consciente del valor de los amigos en las redes sociales.

Lo que hizo fue lo siguiente:

  1. Crear un usuario en Facebook
  2. Añadirle una foto (encontrada en Google)
  3. Envió 100 peticiones de amigo

Pues bien, el 95% de las peticiones fueron aceptadas, pero ahí no terminó la cosa porque siguieron llegando peticiones cruzadas y actualmente tiene mas de 2.000 “amigos” sociales.

Bueno, ¿se demuestra que hay que hacer algo con esa alegría a la hora de agregar amigos?

Valora este artículo para mejorar la calidad del blog ...

PobreRegularEstá bienMuy buenoExcelente (sin valoración aún)
Cargando…

¡SUSCRÍBETE A NAVEGANDO CON RED!

Si no quieres perderte ninguna publicación suscríbete a la lista de correo. Recibirás solo un email diario y solo si hay nuevo contenido.

Eventualmente recibirás contenido exclusivo y ofertas especiales.

Este blog instala en tu ordenador pequeños archivos de texto llamados "cookies" para mejorar la experiencia de navegación, y la ley (estúpida) me obliga a informarte. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar