Es lo que he descubierto los dos días que “gracias a ONO” he estado sin poder acceder a mi blog salvo con anomizadores de navegación. En estos días en que no he podido revisar estadísticas para ver quien me enlazaba, quien me leía, incluso aprobar comentarios que no salían (perdón a los afectados), he comprobado lo importante que es para mi este espacio de comunicación abierto y que me faltaba algo si no podía visitar mi espacio y ayudar a mis lectores, o simplemente comentar con vosotros los artículos.

Afortunadamente, gracias a mis manías de programar artículos, he seguido ofreciendo material sin pausa, así que el blog no estuvo falto de contenido y, espero que de calidad.

Valora este artículo para mejorar la calidad del blog ...

PobreRegularEstá bienMuy buenoExcelente (sin valoración aún)
Cargando…

¡SUSCRÍBETE A NAVEGANDO CON RED!

Si no quieres perderte ninguna publicación suscríbete a la lista de correo. Recibirás solo un email diario y solo si hay nuevo contenido.

Eventualmente recibirás contenido exclusivo y ofertas especiales.

Este blog instala en tu ordenador pequeños archivos de texto llamados "cookies" para mejorar la experiencia de navegación, y la ley (estúpida) me obliga a informarte. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar