Últimamente asisto impávido a un espectáculo de autocomplacencia, de circulo cerrado, en definitiva, de masturbación mediática. Y me refiero a las mesas redondas, espectáculos (que no programas) de debate, análisis de actualidad y demás eufemismos para mostrar una misma realidad que no es otra que periodistas hablando como expertos de áreas ajenas a su profesión aunque, por gloria y virtud de la misma, escriban sobre ellas.

periodicos.jpg

Y no es que un periodista no pueda o deba hablar de disciplinas ajenas a su formación académica, y menos si es un estudioso, observador o simplemente tiene experiencia en la reflexión sobre la misma.

Lo que se me antoja pretencioso es la sustitución flagrante de los auténticos expertos en distintas profesiones por periodistas que se arrogan tal virtud, o se les concede por el simple hecho de escribir sobre ellas. Porque, es natural, incluso sano, opinar sobre profesiones, ciencias o aspectos de la vida sobre los que, a pesar de falta de formación, seamos espectadores y a veces incluso destinatarios de los mismos (política, ecología, sociología, etcétera). Lo que no me lo parece tanto es la tendencia a desnaturalizar los discursos, llevándolos al ámbito periodístico, de esas mismas disciplinas.

Porque, aunque la asistencia de un periodista especializado en economía, por ejemplo, a un foro de economía es un ejercicio de pluralidad, incluso de ofrecer la visión exterior a la mesa curricular, lo que es antinatural, y en definitiva un engaño, es ofrecer ese mismo foro simplemente asistido por periodistas y sin la opinión de ningún personaje realmente docto y formado en la misma. Cada vez se ven y escuchan mas mesas de análisis de realidades sociales, políticas, económicas, incluso ecológicas, en las que no se invita a ningún experto en esas materias, que viva la realidad analítica y científica de las mismas, sino que se convoca únicamente a profesionales del periodismo, que muchas veces ni siquiera tienen una experiencia en el campo tratado sino simplemente una opinión, o porque se les envía para ofrecer la posición de la línea editorial del medio.

Me llama especialmente la atención la falta de decoro en este sentido, en el que se está llegando a observar a redactores de noticias especializados en deportes enviados por la dirección del medio a ofrecer la visión del mismo en una discusión de carácter político o similar. En realidad me parece hasta pornográfico.

Y no es que todos no tengamos una opinión al respecto, yo mismo escribo sobre periodismo sin tener título alguno en esta ilustre profesión. Lo que no se debe es perder la perspectiva, obviar el resto del universo académico y erigirse como únicos elementos válidos de opinión ante “cualquier” asunto de debate. También observo con escepticismo como la razón periodística está asumiendo cada vez mas como suyo el espacio de los blogs como un “ejercicio periodístico”, que lo es, pero en algunos momentos criticando la falta de formación académica de los que en este medio escribimos. En algún proyecto reciente llegamos a leer, ante la inclusión en el mismo de alguien ajeno a la profesión de periodismo, que

“… aunque no es periodista, es digno de tener en cuenta”

Y si, me alegro de que se le tenga en cuenta, pero es que la blogosfera no la han inventado los medios periodísticos, aunque haya algunos que así lo piensen.

En resumidas cuentas, y no se si te habrás dado cuenta, lo que observo es que parecer que los periodistas están acaparando todas las doctrinas de conocimiento, aupándose como los únicos capacitados para hablar sobre cualquier asunto de modo independiente, cuando en la mayoría de las ocasiones lo único que consiguen es demostrar públicamente que esa anunciada independencia es inexistente. Y digo yo ¿con que cara se atreven al día siguiente a ofrecer información teóricamente objetiva sobre asuntos en los que se han retratado tan claramente?.

¿Donde quedan los verdaderos expertos en cada disciplina, en cada parcela del conocimiento?, ¿pretende el periodismo posicionarse como la única parcela de información veraz y adoctrinamiento?. Quiero pensar que no es algo perpetrado de un modo analítico, sino que simplemente hay algunos medios que están tan encantados de conocerse, se sienten tan infalibles ante la opinión pública, tan poseedores de la verdad sobre todas las cosas que están llegando a la masturbación de los medios, a un ovillo en el que solo hay un color y una textura.

Valora este artículo para mejorar la calidad del blog ...

PobreRegularEstá bienMuy buenoExcelente (sin valoración aún)
Cargando…

¡SUSCRÍBETE A NAVEGANDO CON RED!

Si no quieres perderte ninguna publicación suscríbete a la lista de correo. Recibirás solo un email diario y solo si hay nuevo contenido.

Eventualmente recibirás contenido exclusivo y ofertas especiales.