Queridos amigos, lectores anónimos y fanáticos de CiberPrensa. Desde hoy he decidido no leer a Victor en Blog en Serio. Han sido muchos meses siguiéndole día a día y, tras muchas deliberaciones entre la hora del café y la de la siesta, he decidido dejar de leerle por varios motivos.

Desde que abrió su blog  en diciembre de 2007 siempre ha atraído atención de la comunidad blogger, sobre todo por su manera ácida y buena mano a la hora de enlazar los posts a otros sitios y referencias. Pero desde hace unos meses he perdido la ilusión, ya “no me pone“. No se si será porque su participación en Pymecrunch, porque ya no lee a Ricardo Galli, por tratar de llevarme a su religión o porque se ha vuelto algo narcisista.

El caso es que antes me ponía ver su hombro desnudo cada día en mi navegador, con esa barba a lo Ché Guevara tan elaborada, pero ahora ni siquiera los pechos de muñeca despiertan mi libido. Echo de menos aquellas viñetas de TODOS MENOS TU, los memes con los que se hizo notar, incluso sus declaraciones mas sesudas acerca de lo que es tener un blog.

Hoy he decidido que no quiero saber que le divierte de bloguear, ni sus ínfulas de superheroe, y tampoco que me enseñe como llegar al éxito. Hoy he decidido ser yo mismo, usar fotos en los posts solo si me da la gana, pagar enlaces si me da la gana, tener mis propios motivos para bloguear.

Lo siento Vic, desde ahora no podrás darme ningún premio por comentar en tu blog, ni pasarme de WordPress a Blogger, ni leerme tus agradecimientos.

Desde hoy voy a ser profesional a mi manera, y me da igual que me escribas o me leas porque quiero ser un buen blogger sin tus consejos.

Ha sido un placer leerte Victor pero he de pasar página y vivir mi vida bloguera. Espero no te molestes.


Colección de disclaimers:

  1. Este post está escrito sin animadversión alguna hacia la persona de Victor Esparza, persona que respeto pero que YA NO LEO.
  2. La principal motivación ha sido saber que ya no lees a Ricardo Galli, asunto que me sumió en una profunda depresión, nada que ver con que Angel María lea o no a Ricardo Dans.
  3. Te quiero tío

Valora este artículo para mejorar la calidad del blog ...

PobreRegularEstá bienMuy buenoExcelente (sin valoración aún)
Cargando…

¡SUSCRÍBETE A NAVEGANDO CON RED!

Si no quieres perderte ninguna publicación suscríbete a la lista de correo. Recibirás solo un email diario y solo si hay nuevo contenido.

Eventualmente recibirás contenido exclusivo y ofertas especiales.

Este blog instala en tu ordenador pequeños archivos de texto llamados "cookies" para mejorar la experiencia de navegación, y la ley (estúpida) me obliga a informarte. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar