Hace ya unas semanas que vi la peli Prometheus de Riddley Scott, y como he estado de vacaciones unos días no he tenido tiempo aún de comentar qué me pareció, como me pidieron algunos amigos por Twitter, así que ya tocaba.

Eso si, aviso que no soy crítico de cine y seguro que cuelo algún spoiler, por lo que si no la has visto mejor ni leas esto o te destrozaré la película casi con seguridad.

Debo reconocer un par de cosas (bueno tres) antes de empezar …

  1. Soy muy fan de la primera peli de la saga Alien, el 8º pasajero, aunque no suelo comparar películas más allá de lo necesario
  2. Leí varias críticas antes de ver Prometheus, cada una de su padre  de su madre, y decidí que mejor la valoraría por mi mismo visto el panorama
  3. No soy especialmente fan de Riddley Scott, tiene pelis buenísimas y truños infumables, de todo

Dicho esto, vamos al tema …

Elegí ver la Prometheus en 3D porque, siendo de Scott esperaba disfrutar de sus “mundos” de la mejor manera posible, y creo que fue un error. No porque la película esté mal hecha en 3D sino porque en realidad no aporta nada y – de paso – creo que al 3D en general le falta un hervor, especialmente con los enfoques/desenfoques, la creación de ambientes narrativos y no digamos con el tratamiento de los diálogos, donde estorba más que nada.

Además, en Prometheus disfrutas de verdad algo el 3D en las escenas de la nave estrellándose (no es spoiler, sale en los trailers), en el resto en realidad no dice nada o casi nada que no se disfrutara, incluso mejor, en 2D (IMAX aparte claro, que sería lo ideal).

Eso si, la peli es ESPECTACULAR visualmente hablando, con unos escenarios alucinantes y unas escenas visualmente maravillosas, como la antes aludida nave estrellándose o el mítico “rocket man” (el alien momoficado en la nave, que también sale en el 8º pasajero y es prácticamente el único enlace entre ambas pelis), y especialmente la primera escena de la película, con el alien cachas descomponiéndose a nivel celular o algo así.

Otras escenas, como persecuciones o peleas, en realidad no dicen nada, y ciertamente me ha decepcionado bastante Ridley Scott en este aspecto, pues la mayoría de la película se desarrolla en un pasillo oscuro, feo y sobretodo aburrido, o en las dependencias de la nave Prometheus, que es en la que van los protagonistas a descubrir los misterios alienígenas.

Ciertamente la película termina siendo algo claustrofóbica pero con un mal equilibrio, para mi gusto no llega a la agobiante asfixia del 8º pasajero y tampoco da un cambio de tuerca que nos permita disfrutar del universo alienígena, así que me quedé con las ganas de una cosa … o la contraria.

Sobre el argumento de la película, pues no es ninguna maravilla, y para más INRI deja todo sin explicación, ni siquiera para que tu te la inventes, te lo explica todo a medias pero sin secuencia lógica. Vamos, que esperas una segunda entrega pero puede ser cualquier cosa. Es como el “macguffin” del alien del principio de la película, que piensas que va a ser algo determinante y al final descubres que es un truño que te ha colado Ridley para que flipes un poco.

La cosa va de que unos arqueólogos han descubierto, al estilo de los documentales magufos del Canal Historia, una especie de vínculo entre civilizaciones que, mediante unas lucecitas pintadas, de repente deciden, supone una conexión con una civilización alienígena y que, además y sin que se trate de convencer al espectador lo más mínimo, resulta que son nuestros creadores, ahí es nada, licencia cinematográfica por cojones.

En esto que un millonario superviejo decide pagar un viaje a una formación estelar para encontrar a nuestros creadores (esos que han decidido que son los aliens) pero además acertando a la primera con el planeta. Para regocijo del espectador también resulta que aterrizan en un pedazo de planeta “casualmente” justo enfrente de unas formaciones aparentemente rocosas que resulta ser justo lo que estaban buscando. Cosa del metraje supongo, que espero que una “versión del director” venga a subsanar algún año, previo paso por taquilla, lógicamente.

Vamos, que el argumento parece hecho por dos adolescentes de bajón de marihuana, cogiendo cosas de aquí y de allá, y sin encaje alguno de unas partes con otras, todo metido a capón, los aliens del 8º pasajero, que no sabe uno de donde salen, los aliens cachas estilo Corben (nuestros creadores), el tripulante macarra y superduro que resulta ser el más cagado de todos, el millonario que aparece de repente para llevar a cabo … nada, de verdad, nada, solo quería ver al alien.

Luego, los personajes están TODOS mal definidos. Esa consabida habilidad que tienen los cineastas norteamericanos en hacer un perfil de personaje en 10 segundos aquí brilla por su ausencia, y terminas la película casi sin saber de quien está embarazada la prota, de donde han salido cada uno de los tripulantes o qué hacía en la nave el millonario y su séquito … que aparece súbitamente sin saber de que oscuro rincón.

Ea, que si tuviera que contestar a la consabida pregunta de ¿es buena la película?, la respuesta claramente es que no, Prometheus es una mala película, con un mal argumento, un guión deslabazado, personajes sin definir, relaciones dramáticas inexplicables, sin desenlace ni raciocinio alguno entre sus partes, y que conste que me gustan películas raras, pero esta no es rara, es mala.

Pero ¿merece la pena ver Prometheus?, pues si, en el cine, a ser posible en IMAX, pero por los efectos especiales, y es que hay algunos momentos impagables, para verlos como un cuadro, separando ese momento de belleza estética facilitada por la tecnología del truño de película en que está englobado.

Y no, no esperaba ver una película digna sucesora de “Alien, el 8º pasajero”, pero es que argumentalmente es incluso peor que sus infames secuelas, y uno esperaría algo más del mismo director de Blade Runner o Gladiator, pero esta compite más con Legend, por supuesto nada que ver con Thelma y Louise y sus otras grandes películas, hasta Black Hawk derribado la gana en argumento y guión, que ya es decir mucho.

Eso es todo por mi parte, y así no me enrollo más, para todo lo demás aquí el trailer, aquí un amigo …

 

Valora este artículo para mejorar la calidad del blog ...

PobreRegularEstá bienMuy buenoExcelente (sin valoración aún)
Cargando…

¡SUSCRÍBETE A NAVEGANDO CON RED!

Si no quieres perderte ninguna publicación suscríbete a la lista de correo. Recibirás solo un email diario y solo si hay nuevo contenido.

Eventualmente recibirás contenido exclusivo y ofertas especiales.

Este blog instala en tu ordenador pequeños archivos de texto llamados "cookies" para mejorar la experiencia de navegación, y la ley (estúpida) me obliga a informarte. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar