Después de la experiencia triste de ver morir un delicioso PowerBook 12″ “Alu” hace unos meses, me decidí a comprar uno de los novísimos MacBooks 13″ como sustituto para mi chiquitín, y el elegido fue el modelo en negro. No por el mayor tamaño de disco, sino por la estética que rompía con la moderna tradición de los Macs en blanco.

macbookblack.jpg

Os voy a contar mis impresiones después de un mes largo leyendo horrores acerca de los nuevos portátiles de Apple en los Foros.

  • 1.- El Babero

Como todo maquero de pro sabe, el primer momento especial con un Mac es la llegada, el desembalaje, el cuidado que pone Apple en los detalles, toda esa experiencia que hace que salivemos mas de lo habitual. No he sentido esa sensación con ningún PC no-Apple jamás, pues no tiene parangón.

En los nuevos portátiles, Apple parece que ha apostado por la reducción de residuos (y supongo que también de costes) pues el packaging del mismo es menos de la mitad de los antiguos PowerBooks. Y todo eso sin perder ni en seguridad de tu equipo ni en accesorios incluidos (salvo el cable DVI, solo en los Pro).

El gusto por los detalles sigue ahí y la experiencia es casi “religiosa”. Como muestra…. la mía.

pack2peque.jpg pack1peque.jpg

pack4peque.jpg

pack5peque.jpg

Una vez abierto, la imagen es indescriptible. Es un ordenador bello como hace tiempo que no veía. El color negro elegido es muy adecuado, sin brillos, contrastando perfectamente con la manzanita blanca. Abrirlo es ya la primera experiencia con las novedades, pues la apertura salvando el imantado del frontal es muy suave y firme al mismo tiempo, todo un acierto.

El aspecto general del MacBook es muy cuidado. No sobra ni falta nada y el brillo de la nueva pantalla glossy, ya antes de iniciar el Mac promete experiencias “brillantes”.

Bueno, voy a secar el babero y os cuento mas cosas.

  • 2.- El teclado y los puertos

Esssse pedazo de teclado integrado y sin huecos. Pues si, no sabía como iba a afectar el novedoso teclado con teclas separadas a mi mecanografía, y puedo decir que no ha hecho mella en mi tecleo. El tacto es mucho mejor que en los iBook aunque sin llegar a la perfección de los PowerBook “Alu”, todo hay que decirlo.
tecladopeque.jpg

No obstante, el extra de pantalla, que permite al tiempo ampliar la superficie del teclado se agradece pues la posición de tecleo es mas natural que en los Alu de 12″, siendo más ergonómico con diferencia. No se le pueden poner pegas la verdad. Es un buen teclado, que espero mejore también frente a la suciedad acumulada en las teclas, pero eso el tiempo lo dirá.

En cuanto a la conectividad, el nuevo sustituto del PowerBook 12 y el iBook cuenta con todo lo necesario. Tienes 2 puertos USB de alta velocidad, Firewire a 400, entrada de línea, salida de linea/auriculares, ethernet, el adaptador para cables de seguridad y, como no, el fantástico nuevo conector de alimentación magnético conocido como Magsafe. El funcionamiento de este sistema es increible, basta con acercar el conector a la toma del MacBook para que se agarre como una lapa. Luego, para soltarlo hay que dar un ligero tirón (más fácil si es de lado). Con este nuevo gadget me he librado de un disgusto estas pasadas vacaciones, comprobando que ante un tirón del mismo se suelta pero no cae el Mac al suelo. Un acierto fantástico.

puertospeque.jpg

  • 3.- La pantalla

Llegamos al punto de discordia de los últimos meses: la pantalla brillante.

Tengo que aclarar que tenía mis reticencias al respecto, pero he quedado encantado con la calidad de la nueva pantalla panorámica de los MacBook. En situaciones de “calle” ya no hay que buscar la sombra para poder ver la pantalla, y el brillo no es molesto para ángulos de lectura de hasta 50º. Más allá de estos, con luces directas sobre la pantalla es molesto, pero ¿quien se pone frente a un portatil a mas de 50º?. Tengo que decir que hemos estado repasando toda mi familia episodios de Dr. House en el salón (somos cinco) y nadie se ha quejado de reflejos ni de mala visión.

pantallapeque.jpg

El añadido de la panorámica es ciertamente interesante, pues te permitirá dejar ese trocito de Escritorio donde arrastrar cosas mientras navegas sin que tengas que prescindir de un pantallón de tu navegador favorito, o también abrir esas paletas que antes tenías que ocultar en Photoshop o Freehand o Dreamweaver. Además, ver películas en este portátil es una absoluta gozada. La pantalla brillante, que da una calidad fantástica, unida al formato panorámico te concederá experiencias casi de cine.

  • 4.- El rendimiento

Tengo que decir que me he reencontrado con la velocidad. El procesador a 2.0 Ghz Core Duo hace maravillas. Para tareas de procesamiento puro y duro vuela, y con los 2 gigas de RAM con que generosamente le/me regalé las aplicaciones se abren en un suspiro, mover archivos, visualizar imágenes y redimensionarlas, aplicar plugins en Photoshop, tooooodo es muuuucho mas rápido con diferencia. El funcionamiento es fluido, rápido, instantáneo, sobrio, brillante. No hay pegas. Incluso navega más rápido, pues la carga de complementos es inmediata.

Tengo que decir que al día siguiente de tenerlo lo llevé al trabajo y estuvimos comparando su velocidad con un portátil de última generación también con Core Duo a 2 Ghz y 2 gigas de RAM y la pecera se arrastraba comparada con el MacBook. Sé que no es un comparativo muy técnico, pero sé de un compañero que ha ido a devolver su flamante pecera y ha encargado un MacBook.

  • 5.- Las aplicaciones

En cuanto a las aplicaciones incluidas en el MacBook, unidas a las consabidas iApps (iPhoto, iTunes, iDVD, iMovie, GarageBand) viene Photo Booth, FrontRow, ComicLife, OmniOutliner y un estupendo paquete de juegos de mesa llamados Bing Bang Board Games, una delicia para los sentidos y el disfrute. También venía acompañado por las versiones de prueba de MS Office 2004 e iWork que convenientemente registré con mis licencias correspondientes.

En definitiva, un ordenador listo para usar y con todo lo necesario para la vida digital y mas.

Mención especial haré a FrontRow, precisamente por el hecho de que no veía yo la utilidad de esta aplicación de Home Theatre en un ordenador portátil, pero la calidad de la aplicación, lo rápido de la detección de los contenidos, y lo tremendamente cómodo de tener un equipo multimedia allá donde vayas, con el mando a distancia y todo, ha hecho de FrontRow con su AppleRemote un imprescindible para el que escribe. El único fallo que le pondría es que el mando remoto debería ser negro para mayor conjunción estética, ya puestos :lol:

  • 6.- Los fallos publicados … o no

Mención especial haré a los fallos tantas veces leídos ultimamente en los foros de soporte técnico. Y tengo que decir al respecto que:

– Ni ruido de la vaca
– Ni merma de rendimiento gráfico por la memoria gráfica compartida
– Ni abombamientos en la carcasa
– Ni pixeles muertos
– Ni sobrecalentamientos excesivos

Sobre el calor, a pesar de lo mucho que se ha hablado, a mi entender por usuarios que no habían “disfrutado” de los Alu estufitas, tengo que decir que se calienta menos que mi anterior PowerBook. Si tenemos en cuenta que dispone de un procesador de Doble Núcleo a 2 Ghz y que porta 2 gigas de RAM a mayor velocidad, tengo que afirmar que se calienta menos. No es un ordenador para tenerlo conectado a la red encima de las piernas (como tampoco lo eran los Alus), pero funcionando con baterías es soportable y no quema, de verdad. Como dice la canción del ya desaparecido grupo Alarma “calienta pero no quema”, cosa que en invierno se agradece pero en verano no es recomendable. Tengo y he tenido mas portátiles, tanto PC como Mac, y todos se calientan, es algo a lo que hay que acostumbrarse si se requieren las potencias actuales.

Con respecto a la carcasa del MacBook, no se ha levantado ni tiene aristas cortantes como se comentaba. Son rectas, no redondeadas, pero no cortan. Lo que sí es de cuidado es la parte del cierre magnético, ahí si que hay que cerrar sin un dedo por medio, pues las aristas rectas unidas al cierre imantado pueden darte un pellizco, pero nada grave, por supuesto.

En cuanto a la duración de la batería es simplemente espectacular. Se nota que Apple ha trabajado duro en este sentido. Sin Airport ni Bluetooth conectados he podido trabajar con iWork durante mas de 5 horas sin merma de rendimiento, y con todo enchufado llegó a las 3 horas y media viendo una peli mientras grababa un DVD, terminaba un artículo y entre una cosas y otras me tocó descomprimir algunos archivos tanto en zip como en rar, abrir varias aplicaciones relacionadas con lo que estaba escribiendo, etc. Ciertamente brillante.

  • 7.- Es un Intel

Pues si, y no he notado nada…….. malo.

Lo que si he notado es que va como una bala, que puedo trabajar con una fluidez como nunca hasta ahora, y que además es la “Maquina de Switch”. Si señor, el día que lo llevé al trabajo salí la típica “critica” de que si no puedes instalar AutoCAD o tal o cual aplicación. Pues nada, reinicio, elegir el disco Win en BootCamp y ahí tenía AutoCAD funcionando a todo trapo, sin nada que envidiar a la pecera de ultima generación de mi compañero. Resultado, tras ver lo que MacOS X puede hacer que las peceras no hacen: todos querían un Mac como su próximo ordenador. Después de saber el precio, mas de uno preguntó donde podía encargarlo ya.

Bueno, no quiero daros la lata mas con mi fantástica experiencia con mi nuevo Mac. Solo me queda recomendarlo abiertamente a todo aquel que necesite o quiera un gran ordenador portátil, con todo lo que puedas necesitar.

Fernando T.

Valora este artículo para mejorar la calidad del blog ...

PobreRegularEstá bienMuy buenoExcelente (sin valoración aún)
Cargando…

¡SUSCRÍBETE A NAVEGANDO CON RED!

Si no quieres perderte ninguna publicación suscríbete a la lista de correo. Recibirás solo un email diario y solo si hay nuevo contenido.

Eventualmente recibirás contenido exclusivo y ofertas especiales.