botgmail.jpg

La historia de David Airey es alucinante, por las penurias que pasó, por la insensatez de todo el proceso y por el fallo de Google GMail que permitió lo que le pasó.

A modo de resumen, el pobre de David se fue de vacaciones y a la vuelta se encontró con su dominio (www.davidairey.com) había sido transferido a otro usuario con el proceso habitual: solicitud de transferencia, entrega del AUTH-CODE, confirmación del “titular” por email. Con la salvedad de que el titular real, David, no se enteró de este proceso. Para mas INRI, el nuevo “titular” pretendía cobrar a David por recuperar SU dominio. Tienes la historia completa, con pelos y señales, en su (nuevo) blog.

Y todo esto fue posible debido a un fallo de Google GMail que explota la técnica de HiJack. El proceso pasa por visitar la página de GMail, visitar una página que inyecta el exploit y agrega una puerta falsa a la cuenta de GMail invadida. A partir de ahí ya puedes acceder a ella como si fuera tuya, y aprovechar la ausencia del titular para hacer y deshacer a tus anchas. Sin necesidad de seguir entrando, solo con crear un filtro de reenvío ya tenía la solución a su “robo”.

Y el caso es que nadie sabemos si estamos libres de este peligro así que si tienes una cuenta GMail, a pesar de que parece que el problema está solucionado, mas vale que lo revises por si alguien hubiese introducido un filtro similar anteriormente.

Solo tienes que acceder a la configuración, ir a la pestaña filtros y comprobar que no hay ninguno que tu no hayas definido anteriormente.

Inspiración | Digg

Valora este artículo para mejorar la calidad del blog ...

PobreRegularEstá bienMuy buenoExcelente (sin valoración aún)
Cargando…

¡SUSCRÍBETE A NAVEGANDO CON RED!

Si no quieres perderte ninguna publicación suscríbete a la lista de correo. Recibirás solo un email diario y solo si hay nuevo contenido.

Eventualmente recibirás contenido exclusivo y ofertas especiales.

Este blog instala en tu ordenador pequeños archivos de texto llamados "cookies" para mejorar la experiencia de navegación, y la ley (estúpida) me obliga a informarte. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar