Community Manager vende moto (por JRMora)

Soy el Community manager de mi blog

Community Manager vende moto (por JRMora)

Hace unos días, en un evento “dospuntocero” a los que solemos asistir siempre los mismos, un amigo me comentaba – no sin cierta sorna – que últimamente todo quisque era community manager de algo y que, rozando el patetismo del asunto, al preguntar a alguno de estos auto-proclamados nuevos paladines del social media sobre la comunidad que gestionaban su respuesta había sido “… de mi blog“.

Estuve tentado de responder con una carcajada al comentario mordaz de mi amigo pero me quedé bloqueado, como alumbrado por una aparición, pues en realidad no me pareció tan descabellada la afirmación de “soy community manager de mi blog. Y es que recordaba (de repente y sin saber muy bien por qué) un post de Vic Esparza en el que analizaba como se puede construir comunidad y no solo escribir en los blogs.

Cuando hace unos años, antes de la explosión de Facebook, Twitter y Tuenti, alguien no tenía un blog – o nada que compartir juntando letras, a lo más que podía aspirar para existir en la Web 2.0 era ser un comentarista de blogs más o menos famosos, ser partícipe de la comunidad generada alrededor de la columna de un blogger. Esto, que en su tiempo también fue motivo de cierta chanza por parte de los sobrados de siempre, era una estupenda constatación de que los blogs también eran comunidades.

Hace un poco más de tiempo, menos de lo que imaginas, casi el único lugar en el que uno podía expresarse ante cierta audiencia era en los foros – los auténticos paradigmas de la comunidad online – y, muchos de aquellos “foreros”, con la eclosión de los blogs, encontraron un lugar en el que de verdad poder contar sus inquietudes y, esta vez si, ya con su propia audiencia.

Pero estos nuevos lugares de comunicación en la red, los blogs, aún contando con las herramientas básicas para ofrecer sensación de comunidad, adolecían de los básicos para una gestión correcta, y sigue siendo su pecado actualmente. ¿Motivos?, estos son algunos de ellos …

  1. No son comunidades de práctica, pues la mayoría de los primeros blogs eran espacios de catarsis personal de sus autores, en los que mezclaban experiencias personales, artículos de opinión sobre actualidad, junto a información sobre sus temáticas favoritas. Es por ello que muchos bloggers no conseguían en su mayoría aglutinar a un público homogéneo sino que requerían de un público afín – a priori – al autor. En esto los foros ganaban por goleada al estar, en su mayoría, centrados en nichos de conocimiento, conformando auténticas comunidades de práctica “nicho”.Años más tarde muchos de esos bloggers han entendido el mensaje y cada vez han ido segmentando más la temática de su/s blog/s, consiguiendo así romper esa barrera temática.
  2. No son expertos en gestión de comunidades. Y es que el sistema de comentarios de la mayoría de sistemas de publicación en blogs ofrece las herramientas básicas para la gestión de la conversación, pero no imbuyen automáticamente al blogger de los rudimentos básicos acerca de como crear, mantener y fomentar el sentimiento de pertenencia a una comunidad.Este básico, que deben cumplir también los modernos community managers, es una pericia cultivada durante años por los moderadores y administradores de foros, pero aquellos foreros con necesidad de espacio propio no siempre tenían esa experiencia necesaria.
  3. Conversación dirigida por el blogger, algo que aleja el formato blog de la sensación democrática y pluripersonal de foros y redes sociales. Me refiero al simple y constatable hecho de que en un blog la conversación siempre la inicia el mismo, el blogger, y la comunidad de lectores puede seguir la conversación pero siempre la pauta la marca el columnista. Este tipo de conversación es el habitual de los diarios online y relega al participante al papel de “contestador oficial”, restringiendo su capacidad de generador de opinión.

Ahora bien, esto ha cambiado y hoy en día ya no son motivos por los que un blog no pueda ser una auténtica comunidad. Cuando das con un nicho de información que genere el suficiente interés, cuando eres consciente de la comunidad generada alrededor del blog y la gestionas como tal, y encima abres tu blog a la participación del visitante para que se convierta también en generador de opinión, ya puedes decir que tienes una comunidad, y tú eres el community manager.

Además, los blogs generan conversación y hacen comunidad más allá de los comentarios, gracias al sistema de pingbacks y trackbacks se han convertido en los mayores difusores de comunicación en la red, siendo los auténticos promotores de la conversación distribuida, gracias a la que subsisten los buscadores, entre otros.

community-manager-juega-facebook-twitter (by el Listo)

Y, volviendo a la tesitura social actual, bien es cierto que las redes sociales se han convertido en los canales de mayor tráfico, comunicación y difusión de información en la red, pero no lo es menos que la figura del community manager, tal y como se plantea la mayoría de las ocasiones, no deja de ser una figura contemplada desde un plano comercial, asociado a la promoción publicitaria y de marca en la red. Lo que no es en ningún caso (o no debería) solamente un friki enganchado a Facebook y Twitter.

Pero aún teniendo en cuenta esta asociación de papeles, un blogger también puede considerarse community manager, siempre que cumpla los siguientes básicos:

  • Ser el mejor embajador de la marca, en este caso su blog.
  • Gestionar la conversación de manera proactiva y objetiva, participando y moderando.
  • Fomentar el diálogo bidireccional con el usuario, siendo uno más en el espacio de conversación, entendiéndolo como separado de la columna de opinión que generó el debate.
  • Promover la sensación de pertenencia a la comunidad, valorando los comentarios, abriendo la puerta a que otros participen, atendiendo a las peticiones de los usuarios, creando incluso una jerga propia.
  • Ofrecer herramientas que mejoren la conversación, como integración con comentarios en el social media, registros abiertos o mediante perfiles sociales, avatares, sistemas de valoración de posts y comentarios, etc.

Estas ideas sirven igualmente para cualquier tipo de comunidad, ya esté alojada en un blog personal, una red social propietaria, un foro o una comunidad de práctica, y la mayor parte de las veces serán garantía de éxito del community manager y, en consecuencia, de la comunidad en su conjunto. Yo lo he experimentado durante años gestionando comunidades en foros, blogs y redes sociales, y cuando se asume el compromiso necesario el éxito está garantizado … aunque sea en tu propio blog.

Artículo publicado previamente en el proyecto Neumattic

Valora este artículo para mejorar la calidad del blog ...

PobreRegularEstá bienMuy buenoExcelente (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Loading...

¡SUSCRÍBETE A NAVEGANDO CON RED!

Si no quieres perderte ninguna publicación suscríbete a la lista de correo. Recibirás solo un email diario y solo si hay nuevo contenido.

Eventualmente recibirás contenido exclusivo y ofertas especiales.

  • Pingback: Bitacoras.com()

  • Pingback: Tweets that mention Soy el Community manager de mi blog | Navegando con Red -- Topsy.com()

  • Un excelente post que describe perfectamente lo que se comenta por algunos foros “socialmediáticos”. Si es cierto que muchos se autoproclaman community managers de sus propios blogs y soy de los que piensa que no es nada descabellado ya que, como bien dices, muchos de ellos gestionan sus propias comunidades (que de eso se trata) aunque no estén trabajando para ninguna marca; ellos (o nosotros) somos la marca.

    ¡Saludos desde la Luna!

    • Gracias Goefry. Yo también pensaba que era una coña lo del ser CM de su blog pero luego lo pensé bien y de ahí el post este

  • Yo he visto nacer una autentica comunidad al rededor del blog efectosuleo, Jors a conseguido con su buen hacer reunir poco a poco aun equipo de expertos, de manera altruista, y una audiencia no me os envidiable… dice que hasta la sexta le copia sus contenidos

    • Suele pasar. Felicidades por el blog.

  • Han pasado diez meses desde la publicación de este post y queria comentar el ritmo de cambios y actualizaciónes en lo referente a redes sociales y sus distintas aplicaciones…Yo me quedo alucinado,hace un més la búqueda “Community manager Barcelona” por ejemplo, daba 250.000 entradas, ahora da de promedio 1.800.000. En parte por el reciclaje de gente que hace SEO, marketing digital, consultores, etc y por otra gran parte las personas a las que aludes en tu post. Se hace dificil hacer entender al común de los usuarios que un community manager no es un rarito que comparte fotos en facebook :)
    Tiempo al tiempo, después de la explosión viene la calma.
    Un saludo a tutti!!

  • Pingback: Cómo tener más comentarios en tu blog()

  • Alexis Gabriel Paz

    Genial!