Es lo que parece haber dicho Enrique Dans exponiendo sobre la piel gruesa que debería desarrollarse pero que no siempre aguanta lo que le echen. Desde hoy ha decidido moderar los comentarios en SU blog, y me parece lo mas normal.

Ahora, es bien curioso que una decisión de un blogger, tomada seguramente ante el cabreo de algunas opiniones vertidas ante su mosqueo con HP, haya tenido tal despliegue de opiniones. Y es que Enrique Dans no es cualquier blogger, es referente y foco de todas las miradas. Y es esa notoriedad la que provoca que todos nos permitamos opinar sobre lo que debe hacer en su blog o no – curioso.

Yo siempre he moderado mis blogs, porque igual que en mi casa si alguien se caga en la alfombra lo echo de mi hogar, si en mi blog alguien se dedica a insultar en vez de discutir razonadamente me guardo el derecho de invitarle a irse. Y si, luego dirán que si hay censura en los blogs y su puñetera madre, que no son mas que pataletas del que se meó en tu huerto y se autoproclama encima como defensor de la libertad … claro, la suya, y a la de los demás que la encierren en un cajón. En esto no suelen caer nunca.

No me extiendo, solo quería expresar mis impresiones al respecto, pues es que el estar a la vista de todos, el publicar abiertamente en un blog parece que hay gente que entiende que es un escaparate para tirar huevos, piedras o cagarse en el padre de alguno. Y no, un blog es de quien lo crea y  mantiene, y es su casa, y puede definir las normas que quiera. Y al que no le guste, que no lo visite, que nadie le ha llamado ¿no crees?. Lo que pasa es que EnriqueDans.com es un poco de todos, y parece que nos quitan algo nuestro, aunque sea el derecho a insultar, pero no, no es nuestro, es de Enrique, no lo ha puesto ahí el ayuntamiento para que sirva de terapia para nadie.

Valora este artículo para mejorar la calidad del blog ...

PobreRegularEstá bienMuy buenoExcelente (sin valoración aún)
Cargando…

¡SUSCRÍBETE A NAVEGANDO CON RED!

Si no quieres perderte ninguna publicación suscríbete a la lista de correo. Recibirás solo un email diario y solo si hay nuevo contenido.

Eventualmente recibirás contenido exclusivo y ofertas especiales.

Este blog instala en tu ordenador pequeños archivos de texto llamados "cookies" para mejorar la experiencia de navegación, y la ley (estúpida) me obliga a informarte. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar