¿WordPress o WordPress?

Leyendo hoy la alegría que descubrían en Sueños Transitables al respecto de no tener que pensar en actualizaciones de WordPress al haber abandonado un sistema WordPress alojado y optado por mantener los contenidos en Wordpress.com me ha hecho pensar un par de cosas …

wordpress

Y es que mi caso es similar pero al contrario. Resulta que estoy encantado con las posibilidades que ofrece WordPress.com de plataforma para el blogger en cuanto a facilidad y potencia. Pero por otro lado, llevo mas de un mes preparando una futurible instalación personalizada de WordPress “alojado”.

¿Los motivos?, en principio muchos. Barajo el hecho de que te permite una personalización mayor, instalación de widgets que ofrecen valor añadido, adaptación de las plantillas, mayor elección de plantillas, inclusión de códigos adicionales que permitan mayor posicionamiento, incluso ingresos (ahora inexistentes).

Otra idea asociada al alojamiento propio podría ser la protección de la propiedad intelectual de tus escritos, que no tiene mayor problema con las posibilidades de exportación de tus contenidos a xml, o el hecho de que un día de estos WordPress.com decida empezar a cobrar por los servicios básicos. También pesa algo el hecho de la escasez de espacio disponible que, en un blog personal con poco tiempo no es problema, pero con el tiempo puede llegar a serlo. En mi caso, de momento, procuro no alojar ninguna imagen sino que siempre enlazo a las que alojo en Flickr.com, pues me ofrece la posibilidad de enlazarlas a distintos tamaños y con pocas restricciones (solo de tráfico mensual).

Lo que pasa es que llevo mas de un mes con las pruebas de instalaciones de WordPress en local y, curiosamente, plantillas que funcionan como un reloj en WordPress.com, esas mismas plantillas y en la misma versión, van de pena en instalación local o alojada. Las personalizaciones son enormes pero también el tiempo que te quitan del motivo principal de tener un blog: escribir. Y luego … hay tantas posibles personalizaciones, plugins, temas y demás zarandajas tecnológicas que te desvían de esa función principal.

Todo ello sin despreciar el tiempo importante, y pesadumbres, relacionado con cada nueva actualización (como apuntan en Sueños Transitables), pues siempre falla algo, algún widget deja de funcionar, etc. Sin embargo, en WordPress.com te las encuentras de un día para otro, te distraes un poco viendo las mejoras y sigues a lo tuyo: escribir :)

En definitiva, que este post me ha hecho pensar seriamente en la posibilidad de alojar o no mi blog en un servidor propio. De momento voy a seguir experimentando porque siempre se aprende algo, pero ya no las tengo todas conmigo.

(Inspiración: Sueños Transitables)

Valora este artículo para mejorar la calidad del blog ...

PobreRegularEstá bienMuy buenoExcelente (sin valoración aún)
Cargando…

¡SUSCRÍBETE A NAVEGANDO CON RED!

Si no quieres perderte ninguna publicación suscríbete a la lista de correo. Recibirás solo un email diario y solo si hay nuevo contenido.

Eventualmente recibirás contenido exclusivo y ofertas especiales.