No sabía si poner esta noticia en la sección de Humor o crear una nueva de Barbaridades porque la cosa tiene su miga, y es cierto aunque no lo parezca.

La Administración Estatal para Asuntos Religiosos de China ha realizado una normativa por la que se prohíbe a los budistas en general, y a los monjes tibetanos en particular, reencarnarse sin permiso expreso del gobierno.

Esto, que puede parecer una alienación mas de un gobierno totalitario y fuera de toda realidad social o política, esconde una versión avanzada, aunque surrealista, de la opresión que el gobierno Chino ejerce contra el Tíbet.

Con esta nueva legislación, China prácticamente se arroga el derecho a elegir el próximo Dalai Lama para, de este modo, tener un control que busca desde hace 50 años cuando ocuparon con total impunidad, y ante la laxitud del resto de los gobiernos mundiales, el Tíbet. De este modo acabarían, y controlarían la actual influencia reivindicativa que tiene el Dalai Lama en la comunidad internacional, acallando voces insurgentes.

Así que de Humor nada. Política pura y dura.

(Inspiración: Newsweek gracias a Rodolfo)

Valora este artículo para mejorar la calidad del blog ...

PobreRegularEstá bienMuy buenoExcelente (sin valoración aún)
Cargando…

¡SUSCRÍBETE A NAVEGANDO CON RED!

Si no quieres perderte ninguna publicación suscríbete a la lista de correo. Recibirás solo un email diario y solo si hay nuevo contenido.

Eventualmente recibirás contenido exclusivo y ofertas especiales.

Este blog instala en tu ordenador pequeños archivos de texto llamados "cookies" para mejorar la experiencia de navegación, y la ley (estúpida) me obliga a informarte. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar