Comunidades de Práctica y Fiestas

El fenómeno de las Comunidades de Práctica suele ser objeto de mi análisis, no solo porque he invertido mucho tiempo y esfuerzo en alguna de ellas sino por todo lo que tiene que ver con la naturaleza humana en un entorno conectado y las relaciones entre sus miembros.

500108995_fa7f796f3c_o.jpg

Leo en Service Untitled una cita a la metáfora que hace Matt Mullemweg, creador de WordPress, tomada de la asociación planteada por Lee Lefever, entre Comunidades y Fiestas, que sirve para explicar muchos de sus fenómenos.

Las fiestas con éxito tienen el número adecuado de gente reunida. Toda la gente termina pasando un buen rato y divirtiéndose. Consiguen lo que buscaban y alcanzan la meta que tuvieran, sea del tipo que fuere (pasarlo bien, aprender, reunirse con gente, etc). Cuando la gente logra sus metas particulares y se lo pasa bien se siente felices.

Las buenas fiestas casi siempre tienen buenos anfitriones. Su trabajo es disponer el espacio apropiado para el número de invitados, planificar la fiesta, involucrar a la gente y hacer que todo fluya. El anfitrión no solo necesita ser el organizador de muchos aspectos, sino que a veces debe ser el alma y animador de la fiesta. Hay veces que es necesario aunque no siempre.

Uno o dos malos invitados pueden arruinar una fiesta y hacerla indeseable para casi todos. Un espacio demasiado grande o demasiado pequeño para el número de invitados también puede  conseguir  una mala fiesta. A veces las fiestas son demasiado grandes o malas sin ninguna razón aparente.

Solo con sustituir la palabra “fiesta” por “comunidad” tienes una estupenda asociación y diagnóstico de alguno de los errores que pueden suceder en las comunidades de práctica.

  • Si las comunidades son demasiado grandes o pequeñas pueden echar a perder el efecto deseado.
  • Las comunidades grandes tienen miembros que se lo pasan bien y consiguen sus metas y propósitos.
  • Las comunidades grandes parecen disponer de grandes líderes/colaboradores en la comunidad.  Algunos no colaboran pero la mayoría del tiempo si que lo hacen.
  • Si formas parte de una comunidad con 50 foros o 150 funcionalidades, para solo 10 miembros, es un espacio con un tamaño inadecuado. 3 foros para 5 millones de miembros también es un tamaño incorrecto.
  • Los líderes de la comunidad deben mantener las comunidades conectadas y activas. También tienen que lidiar con el aspecto administrativo de mantener una comunidad – mantener limpia la comunidad, tratar con los miembros problemáticos, organizando, etc. De nuevo, no siempre es necesario pero se requiere la mayor parte del tiempo.
  • Los malos miembros pueden arruinar una comunidad muy fácilmente. Tratar con ellos es gran desafío pero es necesario.
  • Una comunidad con un mal líder será difícil que tenga éxito.
  • Hay veces que las comunidades tienen un sorprendente e inexplicable éxito sin razón para ello.

Todos estos puntos pueden ser objeto de análisis en la gestión de comunidades de práctica, verdaderos microcosmos sociales, enriquecedores tanto para los usuarios como para los líderes de las mismas. Me gustaría que opina Miguel a este respecto.

fiesta-comunidades-simpson.png

Valora este artículo para mejorar la calidad del blog ...

PobreRegularEstá bienMuy buenoExcelente (sin valoración aún)
Cargando…

¡SUSCRÍBETE A NAVEGANDO CON RED!

Si no quieres perderte ninguna publicación suscríbete a la lista de correo. Recibirás solo un email diario y solo si hay nuevo contenido.

Eventualmente recibirás contenido exclusivo y ofertas especiales.