El Fin de los Blogs frente a los Micromedios Sociales

Cada vez leo mas acerca del fin de los blogs, de como las redes sociales son el presente y futuro de la red. Se augura una expectativa en la que a través del microblogging y la redacción en portales temáticos se irá perdiendo el gusto (y esfuerzo) por la palabra escrita por el mismo placer de escribir y ser leído.

20070128175247-cerrado.jpg

No se si esta previsible tendencia viene motivada de algún modo por la abusiva monetización y creciente ego subyacente en los que se acercan a Internet como la tabla de salvación a sus tristes vidas, o por el simple placer de compartir experiencias banales, o sencillamente porque realmente los blogs han dejado de ser un buen medio de comunicación donde compartir experiencias.

Hay que reconocer que redes como Facebook o MySpace, en el plano puramente social, otras como XING o LinkedIn dentro de un ámbito profesional o incluso los agregadores como Digg o menéame, ofrecen un medio en el que transmitir y compartir enlaces a material de interés, mostrar nuestro perfil personal y/o profesional y encontrar nuevos amigos o colaboradores.

Pero lo que yo cuestiono es de que se van a nutrir esas redes sociales, y no digamos los agregadores de noticias e información si la tendencia llega a un punto en que empiecen a desaparecer los blogs y los buenos escritores que actualmente nos deleitan con fantásticos escritos se dedican a contarnos como les fue el día a través del Twitter, o simplemente ponen fotos de sus reuniones familiares en Facebook.

Los agregadores tendrían como única fuente de material original y de opinión a los medios tradicionales online, de por sí todos iguales en contenidos, perdiendo la red la frescura que le dan estos espacios libres de opinión que son los blogs. Se perdería el renovado placer de la escritura que tanto está enriqueciendo nuestra cultura y lengua para rendirse al lenguaje resumido de los Tumblr y Postits de MySpace. Habría una regresión en la pluralidad de pensamiento que promueven estas columnas públicas de opinión que son los blogs.

Y no es que no se pueda crear un estado de opinión y de acción desde un twitt, es simplemente que esos micromedios no invitan al razonamiento solo a la proclama y el titular fácil, algo así como el pensamiento de pancarta.

45551558_a4a957f4be_o.gif

No es nueva la existencia de redes sociales, desde las BBS, pasando por los foros y comunidades de práctica, siempre ha habido un medio de expresión y comunión social en el que compartir experiencias con los “iguales”, donde expresar brevemente nuestros pensamientos a una audiencia, pero no ha sido hasta la catarsis de la evolución de los blogs cuando ese gusto por contar nuestro punto de vista, por distinguirnos de la masa y lanzarlo al mundo, nos ha ofrecido un medio propio desde el que transmitir nuestras convicciones mas íntimas y comprobar si somos únicos, y además invitando a la reflexión propia y de nuestro lector.

Ese destape emocional que supone el blog no creo que sea comparable con la “cita” en el tablero de nuestro perfil en una red social, y tampoco nos enriquece lo mismo. Pero bueno, hay gente que ya le ha puesto fecha al fin de los blogs, aunque la fecha se aplace cada año igual que las profecías de Nostradamus. Menos mal que no soy el único que no cree en estos augures

Yo apuesto por los blogs como medio de comunicación de calidad, como espacio en el que desarrollar nuestra, casi perdida, capacidad de expresarnos con la escritura, de llenar la red de pensamientos, ideas, controversias, información y aportaciones libres y personales. Y también abogo porque las redes sociales se nutran de ellos y los hagan crecer.

En cualquier caso, creo firmemente que la tendencia no es a la desaparición de un formato para ser sustituido por otro sino a una integración de herramientas en la que un mismo perfil nos sirva al mismo tiempo para contactar con los amigos, mostrar las fotos de las vacaciones, difundir noticias y redactar nuestros pensamientos, opiniones, información. Y es a este modelo al que considero que deberían dirigirse las herramientas de la Web 2.0.

Inspiración | Mi mente calenturienta

Valora este artículo para mejorar la calidad del blog ...

PobreRegularEstá bienMuy buenoExcelente (sin valoración aún)
Cargando…

¡SUSCRÍBETE A NAVEGANDO CON RED!

Si no quieres perderte ninguna publicación suscríbete a la lista de correo. Recibirás solo un email diario y solo si hay nuevo contenido.

Eventualmente recibirás contenido exclusivo y ofertas especiales.