Cuando trabajas fuera de la oficina la mayor parte del tiempo, como es mi caso, es difícil a veces desconectar, pero sobre todo debes tener cuidado para no confiarte y pensar que “como mi jornada no tiene horarios ya me pondré …“, puede que termines no dedicando el tiempo que necesita toda tarea con la ilusión de que “tienes todo el día – y la noche – para hacer las cosas“.

lifestyle

Si ya es difícil convencer a la familia de que tienes un trabajo a pesar de verte todo el día pululando por casa, totalmente interconectado, y además confirman tu descontrol cuando revisas correos en el iPhone mientras cenas, puede ser totalmente improductivo para ti no definirte un horario de dedicación a aquello por lo que te pagan.

Me di cuenta hace ya tiempo, cuando me sorprendía lo bien que aprovechaba el tiempo el personal a media jornada, mientras que los “empleados sin horario“, los mandos intermedios y directores, prorrateaban su trabajo a lo largo de su interminable jornada, muchas veces sin conseguir un producto final valioso.

Es por ello que mi consejo es que te definas un inicio y, sobre todo, fin de jornada de trabajo, aunque no tengas un horario predefinido ni un espacio laboral fijo. Tienes que saber estar cuando hace falta y también desconectar para tener una vida que te permita seguir aportando tu personalidad única a la empresa.

time-management

Con ello no quiero decir que, si tu puesto lo requiere, desconectes el teléfono o la recepción Push de emails importantes, pero si que no estés todo el día revoloteando alrededor de tus tareas sin centrarte, sin ponerte unos horarios y metas para cerrar trabajos de tu responsabilidad.

Valora este artículo para mejorar la calidad del blog ...

PobreRegularEstá bienMuy buenoExcelente (sin valoración aún)
Cargando…

¡SUSCRÍBETE A NAVEGANDO CON RED!

Si no quieres perderte ninguna publicación suscríbete a la lista de correo. Recibirás solo un email diario y solo si hay nuevo contenido.

Eventualmente recibirás contenido exclusivo y ofertas especiales.

Este blog instala en tu ordenador pequeños archivos de texto llamados "cookies" para mejorar la experiencia de navegación, y la ley (estúpida) me obliga a informarte. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar