Políticos, monarquía, medios y respuesta social

No es mi pretensión hablar profusamente de política en este blog, de hecho trato de evitarlo aunque en el fondo todos somos animales políticos, pero un correo recibido de un “buen amigo” la otra noche me ha provocado tales sensaciones de desasosiego que no he podido menos que compartirlas, aún a riesgo de expulsar de este espacio a quienes buscan un lugar de reflexión sobre los nuevos medios.

Sin embargo, los medios también tienen que ver con este mensaje pues es el uso que de ellos hacen los políticos lo que permite que la sociedad, la masa ciudadana, se asocie a la propaganda que difunden en la prensa con el único objetivo de manipular las opiniones, dirigir las ideas, confundir a la gente e impedirles ver realidades que, para ellos, son incómodas.

mafalda114.jpg

Primero, quiero citar el mensaje que recibí de mi buen amigo y persona a quien admiro profundamente …



Por el interés que considero tienen estas declaraciones, puesto que opino es realmente lo que está pasando, paso a citar las palabras de Jordi Pujol referente a los ataques que se han vivido últimamente contra la monarquía en Catalunya; “El ex presidente de la Generalitat Jordi Pujol ha explicado la tibia reacción de la clase política catalana ante la quema de fotos del Rey por el malestar y desaliento que se han instalado en Catalaunya por un trato injusto recibido en los últimos años. Pujol ha alertado de la "crisis de confianza" de un sistema político e institucional español que tiene al Rey como "vértice" y que ahora "se tambalea", tras haber "funcionado durante treinta años".

En un artículo en el boletín de la fundación Centro de Estudios Jordi Pujol, el ex presidente catalán advierte de que "en Catalunya hay un gran malestar. Y un gran desconcierto. Y desaliento", que se traduce en la "sensación de que Catalunya ha recibido y recibe un mal trato económico, de respeto y de imagen". Según Pujol, también hay la "sensación de que el sistema político e institucional que ha funcionado durante los últimos treinta años empieza a no funcionar".

Para Pujol, esto explicaría la defensa, tildada de "débil y blanda, poco decidida, de la figura del Rey" desde Catalunya tras la quema de fotos por parte de grupos antisistema, lo que ha provocado "críticas contra las principales instituciones catalanas". En su opinión, "lo que ha sorprendido no es tanto que algún grupo muy minoritario queme fotos del Rey", sino que la respuesta del mundo político e institucional catalanes "no haya sido más fuerte".

La respuesta ofrecida desde Catalunya a la quema de fotos, según Pujol, no se debe a una "pérdida de consideración hacia el Rey", sino a la "crisis de confianza en el sistema. De un sistema que precisamente tiene al Rey como vértice". "El Rey forma parte, y parte muy principal, del sistema. Y el sistema no funciona. No por culpa del Rey, pero no funciona. Y la indiferencia o desilusión respecto al sistema afecta a todos sus componentes", añade. Para Pujol, "es justo que se reconozca al Rey el mérito de lo que ha sido su actuación" y, de hecho, "lo que falla del sistema no es el Rey".

"Pero es necesario que seamos bien conscientes de que lo que se tambalea es todo el sistema, y que se tambalea por el poco nivel ético, por el engaño generalizado, por la avaricia, por la demagogia, por el sectarismo", advierte. Como componentes del sistema "en crisis", Pujol incluye a partidos, prensa y Tribunal Constitucional, además del Rey y de otras instituciones o instancias oficiales.

Se trata, a su juicio, de un "sistema que ha entrado en crisis. Una crisis que esperamos que sea reconducible. Pero grave y manejada con criterios egoístas y poco éticos". Asimismo, ante las "campañas sectarias" contra Catalunya desatadas en los últimos años, se pregunta Pujol, "¿quiénes, de verdad, han movido un dedo?"”

Fuente: http://www.lavanguardia.es/lv24h/20071002/53398624451.html

Y yo, a pesar de mi amistad, quizás gracias a ella, no puedo estar mas en desacuerdo con mi amigo, lo siento.

El Sr. Pujol olvida algo acerca de las compensaciones económicas que ha recibido Cataluña, anteriormente al periodo declarado, como pago por los favores políticos a TODOS los gobiernos de la aún joven democracia Española. Y con esta declaración hace un flaco favor a la realidad, demuestra ser un mal amigo y poco agradecido por los “favores” recibidos de aquellos a los que en su momento se apegó y de los que ahora reniega por intereses de identidad política. Y lo hace desde su torre de marfil de vaca sagrada del catalanismo, obviando también sus “contribuciones” a ese descrédito de la clase política.

Pero da igual, hagamos que ha sido así mas de 30 años, pues da lo mismo, lo trascendente no es eso, sino el uso que de esa información se hace por parte de los políticos.

Tenemos que hablar, de persona a persona y todos, pero no utilizar sus argumentos, sino encontrar nuestras filias, y no las diferencias. Yo al menos es a lo que juego, no me gusta el otro juego que me proponen porque no lleva a nada bueno. O piensa a que nos lleva esta deriva de enfrentamientos.

Políticos irresponsables, todos, que solo miran por ellos y su futuro sin pensar en las consecuencias de lo que promueven. Todos, unos y otros, amigo mío.
Me parece lamentable la línea de enfrentamiento que promueven los políticos actuales. Y lo peor es que desde la sociedad, los ciudadanos de a pié, en vez de analizar las cosas bajo los valores fundamentales del respeto y el raciocinio, nos dejamos alentar por los discursos interesados de los que gustan y necesitan de tener a la gente posicionada en un sitio o en otro, sin matices, sin grises, en blanco y negro.

Por otro lado, tampoco defiendo la figura de la monarquía como tal, ni siquiera la de la actual, y por muchas razones que no vienen al caso. Pero eso no es óbice para saber que están tratando de minar algo que para la sociedad española es nexo de unión, de hacer fisuras, de sembrar caos, algo muy típico del republicanismo sociópata que profesan algunos impresentables que lo único que quieren es remover las cosas, no arreglar las cosas.

munequista.jpg

Y los políticos son quienes crean esas “sensaciones” anticatalanistas o antiespañolistas, que la gente de la calle hace suyas (penosamente) en vez de mirar con sospecha los mensajes interesados. Amigo, yo no pienso eso, si acaso a los únicos que tengo manía, los únicos que me dan verdadero asco, son los politicachos catalanicuchos o españolicuchos, que no catalanes ni españoles, pues flaco favor les hacen, que lo único que buscan es una pretensión identitaria, amenazar con el separatismo, cuando lo que en realidad quieren es chupar de la teta del estado central, unos, o lamentarse de las intenciones segregacionistas, otros, y, al tiempo, echarle las culpas de todo al de enfrente de lo que ellos debieran estar gestionando y no hacen.

Yo, que soy vasco de nacimiento, que he vivido en media España, viajado por medio mundo y trabajado también fuera de este país, no me identifico especialmente con ninguna nacionalidad ni nacionalismo. Mas al contrario, soy partidario de eliminar barreras que nos diferencien, que nos identifiquen “frente” a otros, pero cuando se hace patente, donde vivo actualmente, una búsqueda de la diferenciación, una incitación al enfrentamiento entre vecinos, me hago beligerante, me pongo como gato panza arriba ante la manipulación que se provoca, del enfrentamiento que se alienta, de la politización ideológica e irresponsable de la sociedad.

Me sobran las fronteras, me sobran los localismos, me sobra la mala leche que destilan unos y otros con excusas que, dicho sea de paso, ya han provocado muchas guerras. Y lo mas triste es que nos dejamos llevar como corderos al matadero, sin ver las intenciones, nada honorables, detrás de las declaraciones de los políticos. Y eso va minando la voluntad individual de la gente y los impulsa a pensar en grupo, como grupo y a buscar grupos oponentes. ¿Es que no lo ves amigo?

Es triste que ahora, cuando mas vigilantes teníamos que estar de los mensajes QUE NOS MANDAN, mas dispuestos estemos a asumir como propias ideas que no son otra cosa que propaganda y manipulación. Y los medios no hacen mas que publicitar esas diferencias, posicionándose también en vez de ofrecer una visión, informativa y objetiva, de la debacle política y social a la que pretenden conducirnos con la única meta de ganar elecciones, amorrarse a su sillón o, simplemente, dar que hablar … de ellos.

En cualquier caso, muchas gracias por compartir conmigo este discurso pero, como verás, tengo mi propia opinión, mi propio criterio, y no voy a poner en mi boca palabras de ningún político, sea del signo que sea. Apestan TODOS los que tratan de dirigir mi voluntad y la de mis amigos o vecinos.

Un abrazo,

Tu amigo Fernando

Valora este artículo para mejorar la calidad del blog ...

PobreRegularEstá bienMuy buenoExcelente (sin valoración aún)
Cargando…

¡SUSCRÍBETE A NAVEGANDO CON RED!

Si no quieres perderte ninguna publicación suscríbete a la lista de correo. Recibirás solo un email diario y solo si hay nuevo contenido.

Eventualmente recibirás contenido exclusivo y ofertas especiales.