Muntadar al Zaidi, un periodista iraquí, insultó y lanzó sus zapatos contra el aún presidente de Estados Unidos, George W. Bush, y creo que todos hemos visto las imágenes en las televisiones o hemos leído la noticia en los diarios. Esta noticia no tendría mayor relevancia si no fuera por un par de aspectos que me gustaría destacar. ¿No lo has visto?, aquí lo tienes, seguro que te resulta incluso gracioso, rayando lo patético …

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=HWt3-kPBQ4A[/youtube]

La frase que le regaló a George W. Bush fué la siguiente:

“¡Toma tu beso de despedida, pedazo de perro!”

Por si no lo sabías, llamar perro a alguien en la cultura árabe es uno de los peores insultos, a pesar de que se les trata mejor que a las mujeres, sobre todo en las subculturas talibanes. Este hecho tuvo lugar en una conferencia de prensa en Bagdad.

Pero vamos a mis impresiones de este asunto …

La primera es el mismo hecho de que Muntadar al Zaidi sea periodista, con lo que su acto infantil y político deja de ser una simple anécdota y convertirse en reflejo de la parcialidad de los medios, de nuevo, y falta de profesionalidad, máxime en este caso en el que haciendo uso de su carné de periodista ha aprovechado para introducir un parámetro de opinión sobre la figura del presidente de los Estados Unidos mas allá de toda duda, pasando a la opinión violenta, a la agresión física, nada mas alejado de las armas que su profesión le proveen – o deberían.

zapatos-usa

Para terminar de cuajar la jugada, muchos medios se han despachado con visiones distendidas del asunto, sin ver la gravedad de un acto tan fuera de lugar e injustificable, por mucho que se esté en desacuerdo con la política del gabinete del señor Bush. No seré yo quien aplauda tamaña “valentía”, sino mas bien denuncie el uso de la fuerza, del tipo que sea, que en este caso ha desatado de nuevo el odio a todo lo que suene a norteamericano, con quemas de banderas y demás fruslerías para algunos.

Y es que las reacciones han sido lamentables, aunque esperadas. Aquí expongo unas cuantas de estas filias sobrevenidas a un acto estúpido, triste, penoso y lamentable, que dice muy poco de quien lo ejecutó y menos de quien lo apremia …

Mientras, la hija del dirigente libio, Muamar Gadafi, Aicha, ha anunciado que su organización benéfica concederá al periodista iraquí la medalla al coraje, ya que considera que su acto es una “victoria” para los Derechos Humanos”

La Federación Internacional de Periodistas (IFJ, por sus siglas en inglés) ha manifestado que el acto de Al Zaidi refleja el “profundo odio ante el trato que recibien los civiles iraquíes durante la ocupación en los últimos cuatro años en los que los periodistas han sido sus mayores víctimas”.

“Este periodista estaba expresando su profundo punto de vista y no podemos condenar sus acciones, pero después de años de intimidación, maltrato y asesinatos no resueltos en manos de los soldados estadounidenses no sorprende que haya odio y resentimiento entre los periodistas”

En lo personal, la política de la época George W. Bush me ha parecido triste y reprochable, pero no defenderé nunca el uso de la fuerza, por pequeña que sea, para la denuncia, y menos viniendo de quien tiene las armas de la palabra y su profesión para defender sus ideas y, por el contrario, opta por la vía violenta. Y luego hay un pequeño matiz ¿por qué este “periodista” no tiró sus zapatos a Sadam Hussein cuando perpetró millones de asesinatos?. ¡Ah, si!, es que aquello era una dictadura y no le habrían dejado, o igual es que era un “apesebrado” del régimen. Nos quedará la duda.

Valora este artículo para mejorar la calidad del blog ...

PobreRegularEstá bienMuy buenoExcelente (sin valoración aún)
Cargando…

¡SUSCRÍBETE A NAVEGANDO CON RED!

Si no quieres perderte ninguna publicación suscríbete a la lista de correo. Recibirás solo un email diario y solo si hay nuevo contenido.

Eventualmente recibirás contenido exclusivo y ofertas especiales.

Este blog instala en tu ordenador pequeños archivos de texto llamados "cookies" para mejorar la experiencia de navegación, y la ley (estúpida) me obliga a informarte. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar