corporate_bloggers

Cada vez hay más empresas que optan por ofrecer un blog corporativo, ya sea animadas por su departamento de márketing o por empresas especializadas en microcontenidos.

Yo mismo recomiendo en muchas ocasiones la creación de un blog corporativo a muchos clientes, pero no siempre. Y no siempre lo recomiendo porque hay algunas crudas realidades que se deben tener en cuenta, y que Smashing Magazine ha expresado de maravilla, (las impresiones están basadas en mi experiencia, los titulares suyos):

1. Un blog no genera tráfico de manera inmediata y mágica

Este es un error muy común. Y aunque software de CMS como WordPress facilita mucho la tarea de posicionamiento, generar tráfico para un blog no es sencillo sin tomarse en serio el contenido y las tareas básicas de SEO.

Parte del problema es que no conciben un blog como un ente con personalidad propia al que tienen que dedicar tiempo y esfuerzo, ofreciendo contenido de calidad y recursos que faciliten su posicionamiento en buscadores y viralidad entre los lectores.

De hecho, la misma concepción de ver un blog como un modo de generar tráfico es un error en sí misma. Un blog debe servir para un propósito: abrir un canal de comunicación con clientes y empleados, y solo si se abre esa conversación de un modo sincero y profesional se obtendrán resultados.

2. Un blog corporativo es un compromiso a largo plazo

Fruto del punto anterior, puede provocar que se busquen resultados rápidos y eso está abocado al desastre. Un blog tarda tiempo en adquirir personalidad propia, en que los visitantes aprecien su contenido – si es que lo tiene – y que los buscadores lo consideren relevante como para ofrecerlo de referente de marca.

3. Los feeds cortados son una oportunidad perdida

Este es un error muy común, no solo en blogs corporativos. Cuando se ofrece la posibilidad de suscribirse por feed RSS o email es una vía de comunicación y fidelidad al visitante que este, si la acepta, agradecerá y nos garantizará que nuestro “mensaje” llegue con periodicidad.

Cortar los feeds RSS, obligando en consecuencia a visitar nuestro sitio, es un engaño a ese compromiso que hizo nuestro visitante al suscribirse: al aceptar leer nuestro contenido cada día. No tiene sentido en  un blog personal, no tiene sentido en un blog corporativo, solo tiene sentido en una búsqueda de monetización.

4. No estás implicando a nadie

Un blog, como he dicho, es básicamente conversación abierta a los visitantes. Si no consigues implicar al lector, que ofrezca su punto de vista sobre tus productos y comunicados no estás consiguiendo nada de lo que te ofrece un blog.

De hecho, uno de los miedos de las empresas a la hora de abrir blogs corporativos es el mismo hecho de “abrir los comentarios”, por miedo a las críticas principalmente. Esto no es excusa, actualmente cualquier CMS moderno permite moderar los comentarios de modo que no se cuele el spam o comentpunto arios puramente críticos o incluso “black propaganda”.

Por el contrario, la empresa actual puede enriquecerse de los comentarios de sus clientes y proveedores, ofreciendo una imagen abierta y de proactividad con una buena gestión de los comentarios.

5. Las notas de prensa no hay que ponerlas en el blog

Si tienes notas de prensa que publicar no lo hagas en el blog, dedícales un espacio aparte. Un blog tiene una filosofía distinta, no es para captar nuevos clientes sino para ponerte en comunicación con los que ya tienes, ofrecer ayuda, soluciones, conversación para mejorar.

Puedes usar el blog para anunciar novedades pero no copiapegues notas de prensa sino que adapta la noticia al contexto del blog, de un modo más personal y directo, y no en el lenguaje aséptico y frío de las notas de prensa oficiales.

6. Pareces una empresa sin caras

Las empresas son entes – normalmente – sin una personalidad propia y definida, sin cara. La gente las percibe como algo distante, y un blog no debe extender esa percepción. Al contrario, en el blog debes tener cara y ojos, ofrecer un contacto personal con tus visitantes, ayudarles a saltarse ese espacio entre la tienda y el consejo de dirección. Si consigues ofrecer un canal de comunicación privilegiado tu blog corporativo será un éxito.

7. Tienes que ser capaz de aceptar los errores

Un blog corporativo puede servir de una manera muy potente a la imagen que ofrezcas a tus clientes, pero para ello debes ser capaz de aceptar y gestionar los errores. Como comentábamos en el punto 4 debes gestionar los comentarios, incluso las críticas. Esto no significa que tengas los comentarios sin manejar, abiertos sin control, sino que una buena moderación, contestando a tus clientes con resultados y soluciones puede ofrecer una imagen de tu empresa que mejorará muchos enteros.

8. El equipo de márketing suelen ser malos bloggers

Esto no significa que no haya buenos especialistas en márketing que puedan gestionar un blog corporativo, sino que el mismo tipo de mensaje de los departamentos de márketing tradicionales no suele encajar bien en la comunicación clara y directa que requiere un blog corporativo.

Es mejor que el departamento de márketing gestione el blog a que lo alimente el mismo. Si es tu responsabilidad, elige empleados que puedan transmitir la información de la empresa directamente o contrata a una empresa profesional, y tu dedícate a gestionar “los titulares”, como se haría en un periódico, siendo el editor, no el redactor. Asegúrate de que el mensaje de la empresa llegue, pero deja que escriba un blogger

9. Esperas demasiado de tus lectores

No pretendas que tus lectores se adapten a ti sino que aplica las recetas de éxito de los blogs:

  • Sé directo
  • Sé conciso
  • Provoca la conversación
  • Sé controvertido
  • Crea buenos titulares

No sueltes ladrillos corporativos esperando que tus lectores los soporten estoicamente

10. Tu competencia leerá tu blog. ¡Supéralos!

No tengas miedo a ser copiado, es más, provoca que te sigan y aprendan de ti. Solo si consigues una comunicación veraz y directa, ofreciendo contenidos de calidad y soluciones conseguirás que tus clientes aprecien el blog corporativo y que seas ejemplo para tu competencia. La gente no es tonta y sabe reconocer a los líderes.


Bueno, eso es todo por mi parte, pero seguro que tu tienes experiencia en este sentido y puedes aportar tu conocimiento al respecto

Valora este artículo para mejorar la calidad del blog ...

PobreRegularEstá bienMuy buenoExcelente (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

¡SUSCRÍBETE A NAVEGANDO CON RED!

Si no quieres perderte ninguna publicación suscríbete a la lista de correo. Recibirás solo un email diario y solo si hay nuevo contenido.

Eventualmente recibirás contenido exclusivo y ofertas especiales.