Asisto normalmente estupefacto a las noticias acerca de esta chica menuda y guapa llamada Britney Spears, nada de lo que leo me hace entender que puede haber convertido a esa niña que vendía morbo adolescente en tamaño despojo social como observo en los diarios últimamente.

britney.jpg

Sus comienzos, con aquél disco de 1.999, “Baby One more time“, en el que unía fuertes ritmos pop de factoría a una imagen confusa, mezcla de adolescente colegial y objeto sexual, fue un tremendo éxito vendiendo mas de 25 millones de copias. A partir de ahí la cosa fué cayendo en un declive lento pero inexorable.

Su siguiente disco, “Oops, I did it again“, vendió la nada desdeñable cifra de 22 millones de copias pero ya empezaba a declinar … en su segundo disco. A partir de ahí, aunque siguió publicando discos, inició una carrera mediática que la sumergió poco a poco en la peor parte de la farándula. Puede que no supiera digerir el éxito o que su padre o su manager no orientaran bien su carrera, pero el morbo adolescente y su cara angelical poco a poco se fueron convirtiendo en una parodia de si misma.

madonna-britney-spears.jpg

De ahí hasta los últimos tiempos, donde no pasa un día sin que la acompañe el escándalo, bien sea por poner en riesgo la vida de su bebé, por raparse el pelo al cero, vender la imagen de su embarazo o su gusto por esas malas compañeras de viaje que son las drogas y el exceso. Todo esto han convertido a aquella joven en un despojo humano, carne de alimento de los medios.

Si, esos medios que siempre sacan provecho de estas criaturas con algún don, que una vez satisfecha la novedad, unos y otros, entran en una vorágine de ofrecer noticia por el motivo que sea. Lo que no se dan cuenta estos personajes, tanto Britney como otros que han pasado … y pasarán, por la misma debacle, es que los que siempre ganan son los medios de comunicación (sic), pues da igual si la noticia es un nuevo concierto o el ingreso en una clínica de desintoxicación, los peores representantes de la prensa sacrán provecho de ello y de los que alimentan sus rotativos solo quedarán los despojos.

britney-spears-drops-her-baby-2.jpg

Lo peor es que hay un público que consume estos productos y se convierten en alentadores de los buitres que esperan recoger la carroña de estas estrellas venidas a menos.

Por mi parte, permitidme que me quede con la imagen angelical de una Britney Spears que daba gusto ver y oir, de esa niña de coro de instituto que consiguió hacer un disco de éxito para, gracias al mundo que rodea la industria discográfica, y también su mala cabeza y falta de protección por parte de los que se lo debían, acabar siendo carne de exclusiva por asuntos que nada tienen que ver con su profesión.

britney-spears-243.JPG

Britney Spears es culpable de no haber sabido orientar su carrera, de no haber tenido una adolescencia normal, de haber tomado drogas y haber elegido mal sus amigos y consejeros, pero también Britney Spears es víctima de esos mismos consejeros que debieron haberla orientado, de unos medios que se han cebado en la desgracia de esta chica, como en la de muchos otros, por un puñado de dólares.

Valora este artículo para mejorar la calidad del blog ...

PobreRegularEstá bienMuy buenoExcelente (sin valoración aún)
Cargando…

¡SUSCRÍBETE A NAVEGANDO CON RED!

Si no quieres perderte ninguna publicación suscríbete a la lista de correo. Recibirás solo un email diario y solo si hay nuevo contenido.

Eventualmente recibirás contenido exclusivo y ofertas especiales.

Este blog instala en tu ordenador pequeños archivos de texto llamados "cookies" para mejorar la experiencia de navegación, y la ley (estúpida) me obliga a informarte. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar