caballo de troya

Cada día estoy más convencido de que en la política española hay partidos y “sensibilidades” que son auténticos caballos de Troya, o dicho en terminología informática, “Troyanos“, algo que se define así:

… elemento malicioso que se presenta al usuario como aparentemente legítimo e inofensivo pero al activarse ocasiona daños

Aunque hay algunos partidos y sensibilidades que actúan directamente como “Malware v.b.:

… tiene como objetivo infiltrarse o dañar un sistema.

Me refiero, claramente, a partidos políticos o “corrientes” que, bajo una apariencia democrática, utilizan la democracia representativa para – precisamente – acabar con ella o minar sus cimientos con el único objetivo de conseguir sus metas teóricas.

Parte de su estrategia es dar la apariencia de ser activos democráticos, con amparo popular, para poder infiltrarse en las instituciones y destruirlas desde dentro, no cambiarlas para mejorarlas o avanzar hacia un modelo mejor y más democrático, justo o solidario, sino todo lo contrario, para servir sus propios intereses particulares.

Tenemos varios ejemplos, a saber …

Nacionalismos excluyentes

nacionalismo

De izquierdas o derechas, da lo mismo, es irrelevante porque su verdadero objetivo es utilizar el sistema – al que critican y maldicen – para obtener privilegios y, con la amenaza de abandonar el sistema (algo que en realidad no desean porque sería su muerte institucional), vivir de la política sin ejercerla, amparados en el “agradecido” mantra de que “la culpa es del estado opresor” de la identidad territorial propia, o “contra España se vive mejor“.

Se les identifica fácilmente por varios elementos:

  • Carácter insolidario: les da lo mismo el reparto de riqueza mientras mantengan sus privilegios por encima de territorios de “menor entidad” histórica.
  • Autieuropeos, pues aunque digan lo contrario en realidad saben que no tienen cabida en Europa pues son justo la tendencia contraria a la unificación y búsqueda solidaria de soluciones, por propia definición. Solo usan el “discurso europeista” para mostrar su desapego con el estado centralista, opresor y españolista.
  • Señas identitarias diferenciadoras, reales o no, y sino modifican la historia a su gusto y objetivos para que sirva a sus propósitos, algo similar a lo que describía Orwell en 1984 al definir el Ministerio de la Verdad.
  • Complejo de superioridad, tal y cómo lo definió Alfred Adler, sobran el resto de explicaciones.
  • Enriquecimiento sobrevenido de sus líderes gracias a las prebendas incontroladas del “estado opresor“.

Este tipo es especialmente peligroso cuando se enfrenta a gobiernos débiles, pues provocan el mismo efecto maligno que un empleado vago e insolidario al que se premia, haciendo de menos a aquellos que si cumplen con su cometido.

Algo también conocido como el “síndrome del jamón salado“, por el que si tienes la suficiente desvergüenza como para comerte un jamón y vas al comercio donde lo compraste, con la pata pelada, diciendo que ha salido salado, si montas la suficiente bronca, el encargado pusilánime te dará otro jamón nuevecito y encima te pedirá disculpas.

España lleva más de 30 años sufriendo de este tipo de “encargados pusilánimes”, lo que ha provocado que los nacionalismos excluyentes se “crezcan” ante la debilidad del contrario.

 

Filoterrorismo patrio

eta

En esta categoría, normalmente autoerigida de “izquierdas”, se encuentra todo el entramado que surge alrededor de una banda terrorista que utiliza amenazas, robos, secuestros y asesinatos bajo un supuesto objetivo político, habitualmente entroncado en el nacionalismo excluyente, con el que coinciden en muchos de sus elementos identificativos que he expresado en el punto anterior, por lo que me los ahorro, para no aburrirte, querido lector.

Podrás identificarlos fácilmente:

  • No se les conoce ideología más allá de la separación del estado opresor … y “españolista” (¿ves cómo coincidían?) aunque aludan a sentimientos paleocomunistas.
  • Usan la lucha callejera, kale borroka, juventud maulet, “herri barullo” o cómo se le quiera llamar, como entrenamiento de los cachorros para labores de más altura en el futuro.
  • Soportados, financiados y amparados por todos los elementos de las mafias al uso: robo, secuestro, extorsión, amenazas, asesinatos. Todo ello justificado por la “falta de legitimidad del estado invasor“, ese que, dicho sea de paso, nunca les ha invadido sino que, por el contrario, día a día se ve invadido por sus huestes disfrazadas de movimientos cívicos, plataformas pro derechos humanos (sic) y demás delirios.

Este tipo de caballo de troya ha conseguido infiltrarse de tal modo en cierta “verdadera izquierda“, de la que hablaré a continuación, que les han provocado una especie de síndrome de Estocolmo versión cañí por el que – como se definen de izquierdas – sienten la irremediable atracción y obligación moral de tratar de entenderlos, y en ocasiones justificar sus cimientos y comportamientos mafiosos por un supuesto marchamo revolucionario que les retrotrae a tiempos mejores (para ellos).

España está sufriendo la infiltración de esta vergüenza democrática por obra y gracia de gobernantes indignos que, durante los últimos años, han permitido que diversas “marcas blancas” (negras en realidad) de este entramado violento entren en las instituciones, sin haber siquiera entregado las armas, su principal elemento reivindicativo, ni siquiera haber pedido perdón por los delitos cometidos, muchos aún sin juzgar.

La “verdadera” izquierda

verdadera izquierda

Los renacidos adalides de la democracia, que curiosamente son internamente los menos democráticos, son la salvación de la patria, o al menos de su visión idealizada, totalitaria, excluyente y de vía única de su concepto de patria, repito, la suya, controlada por ellos.

Se les ve venir de lejos …

  • Contrarios a toda fuerza de seguridad del estado, salvo que el estado sean ellos claro.
  • Defensores de dictaduras comunistas en las que no podrían siquiera existir como partido alternativo al “único”.
  • Justifican la violencia en base a un bien superior, el suyo.
  • Pecan de lo que presumen, acumulando privilegios que denostan en los demás, no permitiendo la democracia interna que exigen al resto, buscando un estado totalitario – muy revolucionario por supuesto – mientras critican la democracia participativa y la pluralidad de partidos, especialmente si existen partidos que no suscriban sus principios.
  • La única libertad de expresión respetable es la suya, el resto son consignas antirrevolucionarias que deben ser purgadas o prohibidas.
  • Autoridad moral absoluta sobre todos los ámbitos de la vida, erigiéndose cómo únicos defensores de los valores sociales y reivindicativos. Si algún otro partido “osa“. defender lo mismo dirán que es populismo o demagogia, si lo hacen ellos es autenticidad.
  • Están en misa y repicando, o lo que es lo mismo, dicen defender la democracia pero se apuntan a cualquier movimiento o acción que la ponga en peligro, tratando de capitalizarlo y ocupar sus bases y directrices, siempre y cuando el resultado final sea su concepto de estado comunista, totalitario pero, eso si, muy de izquierdas de la muerte, sea lo que ser de izquierdas signifique para ellos, visto lo visto.
  • Enriquecimiento, revolucionario y legítimo por supuesto, de sus líderes y ramificaciones, subvencionadas por ellos mismos usando los bienes de estado “pseudo-democrático” para la creación de un mundo obrero de amor y pazadoctrinamiento “revolucionario”, pensamiento único y oligarquía (esto último no lo dicen, solo lo desean).

Curiosamente, hay otros partidos de izquierda, o socialdemócratas de variado cuño, que se abrazan a este troyano/malware político, abducidos por su discurso de verdadera izquierda, en realidad paleoizquierda, o simplemente por tratar de captar algún voto, por incoherente que sea.

Amigos de lo ajeno

corrupcion

Esta fauna es la más conocida cómo chorizos y corruptos,  esos auténticos vividores de la política y el dinero público. Aquí no hay siquiera apariencia de ideas o ideologías pues esta dañina tipología, infiltrada hasta en lo más hondo de las instituciones políticas de este país, tiene como único objetivo el enriquecimiento propio gracias al uso fraudulento y corrupto del dinero de todos.

Lo peor de esta tipología, bueno, y de las otras, es que tiene solución rápida, en este caso mediante la aplicación estricta de la ley y a través de medidas de transparencia y control exhaustivo del gasto público, cuentas de los partidos políticos y toda institución que reciba fondos públicos.

Mas, por el contrario, los partidos e instituciones que acogen esta plaga para el dinero del contribuyente suelen utilizar los casos descubiertos cómo arma arrojadiza al contrario, y justifican, cómo definió Roosevelt al dictador Somoza, al que llamarían “nuestro hijo de puta“.

Casi no hace falta definirlos, pero bueno, si acabas de despertar de un coma estos indicadores deberían encender tus alarmas:

  • Declararán con desparpajo que el dinero público no es de nadie”.
  • Gastan el dinero de todos cómo si hubiera llovido del cielo o creciera de los árboles.
  • Tratan al ciudadano cómo su súbdito en vez de cómo su jefe real que debiera ser, y le hacen “graciosas” concesiones.
  • Invitan a todo y a todos “tirando de visa” del partido o la institución.
  • Piden esfuerzos al ciudadano mientras ellos mantienen sus sagrados e históricos” privilegios.
  • Enriquecimiento antinatural, y hasta pornográfico, que suelen justificar por herencias o una suerte sobrehumana en los juegos de azar.

nauseas

Bueno, y lo dejo ahí, que después de hacer este recopilatorio se le quitan a uno hasta las ganas de seguir luchando cada día por cambiar las cosas, por dejar a los hijos una sociedad mejor en la que, por supuesto, sobran todos estos troyanos de la política.

De momento lo sigo intentando …

Valora este artículo para mejorar la calidad del blog ...

PobreRegularEstá bienMuy buenoExcelente (sin valoración aún)
Cargando…

¡SUSCRÍBETE A NAVEGANDO CON RED!

Si no quieres perderte ninguna publicación suscríbete a la lista de correo. Recibirás solo un email diario y solo si hay nuevo contenido.

Eventualmente recibirás contenido exclusivo y ofertas especiales.