Eso es lo que parece que quieren proponer las operadoras si no se frena el ritmo actual de contenidos en la Red. Al igual que con el suministro eléctrico, indican que la Web 2.0, prolija en material multimedia, está saturando la actual infraestructura de Internet. Y no tardarán, si no lo han hecho ya, en presentar una propuesta en este sentido a los gobiernos de turno.

Datos del Libro Web 2.o de la Fundación Orange como que solo el 0,16% de los usuarios de YouTube suben vídeos o que solamente el 0,2% de los visitantes de Flickr suben imágenes parece mostrar que la web colaborativa aún no ha llegado a un punto de madurez suficiente y muchos usuarios aún siguen anclados en el concepto de Internet como elemento de consumo gratuito, sin aportar de un modo mas cooperativo.

Este tráfico generado, como el de YouTube, donde se mueven alrededor de 40 millones de vídeos (unos 200 Terabytes de datos), podría colapsar la actual el ancho de banda de la actual Red. O al menos eso es lo que dicen algunas operadoras y en estos datos se basan para “alertar” de este problema (¿?).

Yo lo que veo en este tipo de afirmaciones, es el consabido miedo a lo que no se puede controlar. El pánico que provoca en las empresas la Web colaborativa, la libertad de la publicación en Blogs, la dinámica comunicativa de las Redes Sociales, con la que no pueden competir, ni tampoco se permiten disfrutar en el ánimo de tenerlo todo sujeto.

Al contrario que los medios de información tradicionales están acercándose a los blogs para no quedarse en la retaguardia, a pesar de sus miedos y recelos, las grandes empresas solo ven los peligros de la nueva red, solo ven un espacio donde se puede hablar de sus productos sin su control, donde adivinan grandes secretos corporativos desvelados, donde la gente puede hablar con libertad de lo que le apetezca. Si ya les parece un horror que se pueda opinar libremente de sus productos o servicios en Comunidades de Práctica, no digamos la incomprensión que les merece el concepto de Wiki, esa aberración donde cualquiera puede cambiar el texto inicial para añadir o ampliar contenidos. Es algo que se les escapa a la comprensión, un modo de colaboración que no entronca con el control de la información.

Lo mas patético del asunto es que su propio desconocimiento de la realidad en que se mueven no les permite ver que las mismas leyes que se aplican en la calle también pueden ser reclamadas en la Red, que nadie está libre de recibir una citación judicial por emitir un “libelo“, da igual el medio en que lo escriba, que nadie puede rehuir una acusación de robo independientemente del medio utilizado para realizarlo.

Lo que pasa es que son muchos años de dar golpes contra la pared, primero tratando de dominar la red hasta que la crisis de las puntocom les puso en su sitio, y luego simplemente exponiendo miedos, demonizando Internet, exponiendo solo lo negativo, haciendo uso del poder económico para “mostrar” los peligros de Internet.

Me temo que esto no cambiará, y hasta que no tengan el control absoluto de los medios, todos los medios (ojalá que no), o terminen por rendirse a la evidencia y se adapten e inviertan en la nueva realidad, seguirán enfrentándose a todo lo que suene a libertad de pensamiento, opinión y comunicación.

Ha resultado curioso leer estos días acerca de los documentos revelados de la CIA, los llamados “Joyas de la Corona”, que exponían maniobras secretas pasadas de manipulación e incluso asesinato perpetradas por esta organización. El hecho relevante es que la mayoría de esas acciones, ilegales en su momento, actualmente no lo serían pues desde el 11-S en los USA o el 11-M en España, se han ido introduciendo restricciones a la libertad individual, dado facilidades a la vigilancia de la información privada, de modo que a día de hoy en muchos países ya casi no necesita una organización de espionaje pedir autorización a un juez para intervenir una conversación, para introducirse en los datos privados de una persona.

Este tipo de evolución, y miedos provocarán cambios. Algunos de los conceptos actuales quedarán obsoletos, como siempre, pero el trasfondo de la comunicación global seguirá en la forma que sea, se llame blog, red social, comunidad de práctica o lo que sea. Eso lo podemos tener seguro y no pueden ya pararlo.

Tratarán de ocupar nuestro espacio, nos enseñarán una red mejor (según ellos), nos mostrarán “el camino”, pero siempre quedaran activistas que mantengan Internet como el espacio de comunicación que ha marcado, y seguirá marcando las pautas de estos siglos que estamos viviendo, ya sea a través de ordenadores, de los móviles o de futuribles dispositivos.

Por cada restricción aparecerá una nueva oportunidad, por cada red comercial una red libre, por cada empresa en la red habrá miles de usuarios únicos. El futuro es de la comunicación no de la censura.

comunicacion internet

Fernando T.
(Inspiración: Caspa.tv)

Valora este artículo para mejorar la calidad del blog ...

PobreRegularEstá bienMuy buenoExcelente (sin valoración aún)
Cargando…

¡SUSCRÍBETE A NAVEGANDO CON RED!

Si no quieres perderte ninguna publicación suscríbete a la lista de correo. Recibirás solo un email diario y solo si hay nuevo contenido.

Eventualmente recibirás contenido exclusivo y ofertas especiales.