La solución internauta a la crisis es … ¡menos democracia!

politicos en campaña electoral

Si no fuera porque el espectro  utilizado para este tipo de informes es tremendamente sesgado y, a decir de los resultados, falto de criterio, me preocuparía bastante que el diagnóstico que hacen los internautas sobre la crisis y sus posibles soluciones, que pasa por el peligroso cóctel de … menos democracia.

Pero ahí no queda todo, pues a poco que se tomen en consideración los resultados del estudio realizado por ecmware para ElDiario.es, resulta que la solución a la actual crisis económica, política e institucional pasaría por volver a cometer los viejos errores del pasado, no acabar con los déficits democráticos e incluso por empeorarlos.

¿Por qué?, pues mira tu mismo …

Clic para ver la infografía sobre soluciones a la crisis de los internautas

Resulta que la principal solución, la más votada, es la reducción de políticos, o sea: menos representantes de los ciudadanos. Y, vale, puede que sean demasiados, no lo niego, incluso estaría de acuerdo con esta medida propuesta, pero es que resulta que mirando más abajo estos internautas ven mucho más problema la cantidad de políticos que la proliferación de cargos de confianza y libre designación, o la multitud de empresas públicas, no elegidas más que por la partitocracia y con el único objetivo de colocar a los propios.

Estoy de acuerdo en que hay muchos políticos, eso es un dato objetivo, más si comparamos España con nuestro entorno, pero sinceramente, antes que reducir la representación elegida por los ciudadanos sería más democrático eliminar de un plumazo toda esa costra alrededor de empresas para colocar amigotes.

También me resulta preocupante que, unido a la petición (importante) de reducir sueldos políticos, vaya acompañado el poco interés (según el informe, claro) por eliminar duplicidades de sueldos, rentas vitalicias, prebendas, privilegios, fusionar ayuntamientos innecesarios o incluso retirar subvenciones a sindicatos y partidos.

Personalmente no creo que los políticos actuales, con el nivel de responsabilidad y exposición pública, tengan un sueldo excesivamente elevado, más bien al contrario, y más si lo comparamos con responsabilidades equivalentes en la empresa privada. El problema está más en el exceso de sueldos regalados sin ocupación, de gasto público innecesario y de atraco y ocupación de la administración que desde los partidos políticos se ha venido realizando sistemáticamente, en su interés por controlar todos los poderes de la sociedad.

¿Sabes lo peor de este diagnóstico?, pues que está calando en la sociedad, porque es un discurso fácil, encuentra culpables en quienes están a la vista: los políticos; pero no prioriza en adelgazar lo que sobra a la política: toda la red de colocados a dedo, estamentos inútiles cuya única función es mantener a los afines, sueldos duplicados que no computan y son la verdadera vergüenza, instituciones duplicadas y triplicadas, empresas públicas que dilapidan el dinero de todos para mantener a los estamentos de los partidos, privilegios inaceptables se miren por donde se miren .

Si alguien tomase nota de este informe, y aplicara este peligroso cóctel en el orden de prioridades que muestra el resultado, lo que tendríamos sería menos políticos capaces, que ante los bajos sueldos se quedarían en la empresa privada, mientras se mantendrían, y crecerían, los arribistas de la política, personalidades mediocres a los que no  importaría tener un sueldo menor mientras puedan camuflar otras prebendas, dietas, privilegios, sueldos y cargos.

bipartidismo

Tendríamos menos democracia y  menos representativa, pues eliminar cantidad de políticos, vistas las experiencias, ahondaría, no en suprimir lo que sobra, sino lo que molesta al bipartidismo, y el resultado sería menos pluralidad, más bipartidismo.

En vez de fusionar o eliminar estamentos inútiles y duplicidades, como las diputaciones o los miles de altos cargos elegidos a dedo en las distintas administraciones, simplemente se aplicaría la fórmula que está promocionando el bipartidismo: eliminar representación de manera lineal, precisamente donde si elige el ciudadano en vez de donde solo elige la partitocracia.

La crisis actual tiene muchos culpables, y los partidos políticos son responsables en gran parte, pero no por su propia existencia, sino por haber perdido su lugar en la sociedad como representantes públicos que deben crear un proyecto de país, y por haber perdido el respeto a sus representados, primando los intereses particulares y partidistas.

El mayor pecado de los partidos políticos ha sido dejar de ser políticos y haber fagocitado la administración con sus familiares y amigos, la justicia con sus afines, la prensa con sus portavoces, la banca con cajas a medida de sus propios intereses, incluso la empresa privada con sus regalos.

Y la solución no pasa – primero – por eliminar políticos o bajarles el sueldo, por quitar el músculo, sino por eliminar la grasa y la costra, y una vez los partidos estén desnudos frente a sus representados que cumplan con su cometido, con responsabilidad y visión de país, para que cada periodo legislativo el ciudadano pueda valorar, con transparencia, si han cumplido con el mandato o se han dedicado a otra cosa, algo tristemente habitual.

España no necesita menos democracia, necesita sustituir la partitocracia y sus vicios por más democracia, pero parece que el discurso antidemocrático va calando, precisamente por culpa de la partitocracia, que busca mantener su estado de privilegio actual, o al menos eso parece mostrar este informe, lo que lamento.

Al menos es mi opinión, no se tu que pensarás de todo esto.

Valora este artículo para mejorar la calidad del blog ...

PobreRegularEstá bienMuy buenoExcelente (sin valoración aún)
Cargando…

¡SUSCRÍBETE A NAVEGANDO CON RED!

Si no quieres perderte ninguna publicación suscríbete a la lista de correo. Recibirás solo un email diario y solo si hay nuevo contenido.

Eventualmente recibirás contenido exclusivo y ofertas especiales.