Hace tiempo que las agencias de publicidad buscan espacio en los blogs para que se hable de los productos de sus clientes y mejorar su posicionamiento de marca, no obstante hay algunos aspectos de la Web 2.0, y especialmente de los blogs, que parecen desconocer u olvidar. Estos aspectos son vitales y su malentendido, trasladado a los blogs a los que hacen ofertas, pueden pervertir el concepto de Post patrocinado, algo que en sí mismo no es malo, sino el uso que se haga de esta idea de post.

pago por post

Porque está bien que una empresa quiera que hables de sus productos, pero los blogs ofrecen un mayor impacto en la opinión de los posibles futuros clientes, de los lectores del blog, precisamente por eso: por la opinión, ese factor diferenciador entre los blogs y el resto de medios de información escritos.


Y este elemento de calidad es precisamente el que tratan en ocasiones de pervertir las agencias de publicidad, al pretender que siempre se hable bien de los productos de sus clientes, olvidando que precisamente por eso pierden impacto y credibilidad, y es algo que también pierde el blog que publica un post patrocinado comprometiendo su opinión real sobre el producto o servicio a citar.

Vista esta tendencia se me ocurren una serie de premisas al respecto de los posts patrocinados para que no pierdan su valor, que lo tienen:

  1. Los posts patrocinados no son para hablar bien de tu marca, son para hablar de tu marca.
  2. Los blogs tienen impacto porque ofrecen opiniones libres. Si quieres un publireportaje manda tu nota de prensa por si alguien te la quiere publicar.
  3. Nunca digas a un blogger como debe redactar un post sobre tu marca. Dale referencias, documenta tus cualidades y dale acceso a tus servicios pero no le digas lo que tiene que escribir, como tiene que escribirlo y, mucho menos, lo que tiene que pensar.
  4. No pretendas que hable de tu producto o servicio cuando hace un mes que ya se ha dicho todo en la red, ni es noticia ni interesa (ni a mi ni a mis lectores).
  5. Los bloggers no somos tu departamento de márketing.
  6. Si quieres que se hable de tu marca, que los lectores de los blogs opinen de ella y aprender con la experiencia, no trates de influir en la opinión que sobre tu marca deba tener el blogger.
  7. Acepta las opiniones positivas del blogger como un refrendo a las cualidades de tu marca y las opiniones negativas como un reto de mejora que, de no ser por el blogger, tu departamento de márketing nunca te habría puesto sobre aviso.
  8. Participa en la conversación de los posts donde se hable de tu marca.
  9. Paga, si quieres, porque hablen de tu marca, aunque sea para criticarla. Desconfía de los que solo hablen bien de tu marca por dinero, es dinero mal empleado, no tiene nada que ver con los blogs y el impacto en el lector que tienen.
  10. Si no comprendes los puntos anteriores no pidas un post patrocinado, gástate un montón de dinero en anuncios y publireportajes, es lo que sabes hacer, no tienes por qué cambiar.

Por supuesto, esto es el inicio de la conversación, me encantaría saber que opinas tu al respecto.

Nota: de referencia obligada es este post de Víctor Esparza, que apuntaba muy buenos consejos en esta línea. Gracias por el apunte Vic.

Valora este artículo para mejorar la calidad del blog ...

PobreRegularEstá bienMuy buenoExcelente (sin valoración aún)
Cargando…

¡SUSCRÍBETE A NAVEGANDO CON RED!

Si no quieres perderte ninguna publicación suscríbete a la lista de correo. Recibirás solo un email diario y solo si hay nuevo contenido.

Eventualmente recibirás contenido exclusivo y ofertas especiales.

Este blog instala en tu ordenador pequeños archivos de texto llamados "cookies" para mejorar la experiencia de navegación, y la ley (estúpida) me obliga a informarte. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar