Extracto de un email enviado ayer …

Un titular no es una manera de llamar a lo que vamos a escribir, no es un nombre de archivo o algo similar, un titular debe tener personalidad propia siempre, reflejar o dar un apunte de lo que el lector (felizmente) va a encontrar en el post, debe contener interés o misterio, simpatía o desdén, pero siempre opinión, del blogger o el entrevistado (en el caso de las entrevistas). Y es que puedes haber hecho el mejor post del mundo que si tu titular no me atrae es posible que pase desapercibido entre los cientos que veo cada día

Autor: Un blogger