¿Qué quieres ser, informador o experto? ¿quieres ser un buen reportero o prefieres ser prescriptor, influenciar?. Seguramente no te has parado a pensar en ello pero, sin lugar a dudas, si te dedicas a la comunicación, en lo más profundo de tu alma, quieres ser experto, no un mero reportero, quieres influir y no solo informar.

Tanto si eres periodista o blogger, incluso community manager, en algún momento de tu vida has querido ser único, diferenciado, resaltar sobre el resto, ser experto, pero hay realidades que debes conocer …

Un informador no siempre es o llegará a ser experto

Si simplemente eres un observador de la realidad, incluso un “content curator“, que transmite los contenidos de otros, por muy bien seleccionados que estén, puedes adquirir cierto grado de influencia y prescripción como documentalista de los auténticos creadores, de los expertos.

Esta figura, el “content curator“, tan en boga actualmente como la evolución necesaria del buen community manager, aunque tiene valor como socializador de la información, no corresponde al verdadero experto, a quien tiene la esencia del contenido original y de calidad, pues el content curator depende de que otros generen ese contenido fuente.

La mayoría de los bloggers, no digamos los “microbloggers” simplemente son informadores, como mucho buenos “content curators“. Se suele confundir estos días el papel del disgregador de información con el verdadero experto, pero, aunque adquieren notoriedad por esa labor, no son expertos  hasta que dan el paso de, con la experiencia y enseñanzas adquiridas como documentalista avezado, comienzan a crear contenido propio porque …

¡Todos somos expertos!

Al menos somos expertos en nosotros mismos. Así de simple y cierto, somos únicos, y si queremos destacar como expertos el primer e ineludible paso es exponerse, mojarse, plasmar nuestra opinión y puntos de vista sobre lo que nos rodea. Podemos hablar de lo mismo que otros miles pero nuestro razonamiento acerca del mundo que nos rodea es lo que nos diferencia y nos hace … expertos.

Si nuestras opiniones llegan a ser compartidas y difundidas por muchos, entonces pasamos al siguiente nivel: prescriptores, personas que influencian a otros, que alimentan las fuentes de información de reporteros, bloggers, content curators. ¿Lo vas pillando?.

Pero, antes de emocionarte ten en cuenta que …

Los expertos también son informadores

El experto, actualmente, no es un ermitaño que transmite sus experiencias tras años de exclusión de la vida real. Actualmente el experto tiene canales desde los que influir directamente en la audiencia, la suya, sobre la que ejercerá su poder de prescripción desde el mismo momento en que el santo “posicionamiento en buscadores” descubra que hay un “ítem” generando información única, original, de calidad.

Además, el  informador tiene las herramientas, pero carece – en principio – de la calidad de experto, y se tarda menos en aprender a usar las herramientas que en ser experto y prescriptor. Pero, hay una buena noticia, tampoco el experto nació con todo sabido, como tu, como yo.

Entonces ¿cómo lo hago?, ¿cómo me convierto en experto?

Paciencia joven “padawan“, esa es la virtud … y la atención. Como informador exhaustivo tendrás acceso a las mejores fuentes de contenido, podrás entrevistar a los expertos actuales y, poco a poco, sacar tus propias conclusiones acerca de las temáticas que te sean más afines a tu formación o inquietudes.

La audiencia que estás ganando como “content curator” va a saber valorar el momento en el que empieces tu mismo a dar el salto de la transmisión de información a la creación de contenidos, ya no partirás de cero, tendrás una masa de futuros reporteros de tus contenidos que, ahora si, te tendrán a ti como influencia.

¡Que la inspiración y el SEO te acompañen!

Valora este artículo para mejorar la calidad del blog ...

PobreRegularEstá bienMuy buenoExcelente (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

¡SUSCRÍBETE A NAVEGANDO CON RED!

Si no quieres perderte ninguna publicación suscríbete a la lista de correo. Recibirás solo un email diario y solo si hay nuevo contenido.

Eventualmente recibirás contenido exclusivo y ofertas especiales.

Este blog instala en tu ordenador pequeños archivos de texto llamados "cookies" para mejorar la experiencia de navegación, y la ley (estúpida) me obliga a informarte. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar