Cosas que he aprendido en la política (1)

Desde que me decidí a dar el paso de dejar de politiquear de salón y comprometerme desde UPyD a hacer algo para mejorar mi país y mi ciudad (Collado Villalba por si alguien aún no lo sabe) hay muchas cosas que he descubierto, o aprendido, unas que me esperaba y otras que me han sorprendido (de hecho algunas me siguen sorprendiendo).

Así que he creído conveniente compartirlas, como suelo hacer en mi blog con todo …

  • Ves cosas que antes no veías. Uno, en su vida diaria tiene sus prioridades, y no se da cuenta de las necesidades de otros. Si no eres conductor no ves los baches, si no tienes una dependencia no sufres los problemas de accesibilidad y así sucesivamente. Cuando asumes la responsabilidad de procurar la mejora de los bienes públicos te obligas a pensar en todos y, en consecuencia, ves todos esos problemas de los que antes ni siquiera eras consciente.
  • A la gente le gusta la política, la critica en público pero le apasiona en privado. Todos somos un poco entrenadores de fútbol de sillón y políticos de café. Lo difícil es dar ese paso adelante de ofrecerte para hacer que las cosas cambien en vez de solo quejarte.
  • Hace falta dinero para llegar al gran público. No debería, y de hecho estoy comunicando a través de la red principalmente, pero he descubierto que con el “status quo” actual la comunicación política cuesta mucho dinero, de hecho hay medios que cobran incluso por entrevistar a los candidatos, algo que yo pensaba que debería hacerse por puro criterio informativo. No digamos de todo el mercadeo político que existe, y que me ha sorprendido. Espero que podamos cambiar también esto porque este mercadeo se hace con dinero público.
  • Hay políticos buenos. En serio, de todo signo, hay gente que de verdad quiere hacer cosas buenas por sus vecinos y compatriotas, y echan horas a miles dejándose la piel, exponiéndose completamente y, a veces, quemándose por la falta de comprensión y respeto a su labor.
  • Hay políticos deleznables. También, hay gente que está en la política por puros intereses personales, no por servicio público, algo a erradicar entre todos, ayudando a distinguir entre los políticos buenos de que hablo en el punto anterior de estos que son un cáncer para el ciudadano.
  • En las distancias cortas no hay tanta ideología como los aparatos publicitarios de los partidos nos hacen creer. “La gente es gente”, con sus matices, no hay ideologías puras. En el fondo me da que todos somos un poco de UPyD, o transversales si lo prefieres llamar así.
  • Persiste la cultura del “¿qué hay de lo mío?” en parte de la ciudadanía. Esto, seguramente culpa de los malos políticos que no hacen pedagogía democrática, es un problema enraizado, pues hay gente que en vez de exigir al político que gestione bien el dinero de todos solo se preocupa por sus cuitas propias. Es trabajo de todos, ciudadanos y políticos, cambiar esta rémora del pasado.
  • Hay políticos (malos) que conciben al ciudadano como súbdito y no como su “jefe”. Tenemos que hacer mucha pedagogía también en este sentido para que el político no pierda la noción de que es “servidor público”, por tiempo limitado.
  • La política local tiene mucha más importancia de la que se le concede. En gran parte por la falta de asunción de responsabilidades propias del Estado y Autonomías, se terminan por asumir competencias impropias simplemente porque es la política más en contacto con el ciudadano, y precisamente por eso el político local se siente obligado a atender necesidades de los vecinos que otra administración debería cumplir. Por supuesto, esto no es una solución al problema, es un parche que enquista el problema de base de la cesión – sin control ni gestión – de las competencias.

Bueno, hay mucho más, lo iré contando a lo largo de mi experiencia política, de momento creo que encontrarás suficientes elementos de debate ¿no te parece?

Valora este artículo para mejorar la calidad del blog ...

PobreRegularEstá bienMuy buenoExcelente (sin valoración aún)
Cargando…

¡SUSCRÍBETE A NAVEGANDO CON RED!

Si no quieres perderte ninguna publicación suscríbete a la lista de correo. Recibirás solo un email diario y solo si hay nuevo contenido.

Eventualmente recibirás contenido exclusivo y ofertas especiales.