Podría empezar esta entrada quejándome de la economía y de como el gobierno del PSOE – y la triste oposición del PP – nos han llevado a uno de los peores años que ha sufrido España en democracia pero, en lo que a mi respecta, tengo que reconocer que 2010 ha sido un año que nunca olvidaré.

Y es que este año que hoy termina ha sido un año de cambios, de decisiones que van a marcar mi futuro, y que me han hecho ser mejor persona, más feliz

Ahora, en 2011, me esperan grandes retos, fruto del trabajo y decisiones tomadas este año. Como siempre lo contaré aquí, en mi Twitter, incluso en Facebook.

Nada más, solo desearte un feliz 2011 y agradecer que emplees unos minutos en leer de vez en cuando este blog personal